Sábado, 18.01.2020 - 07:32 h

El Reino Unido tiene la mayor "cantera" occidental de terroristas islámicos

Londres.- El Reino Unido tiene la mayor "cantera" de terroristas islámicos del mundo occidental, producto de la radicalización de los musulmanes presos en cárceles del país, según se advierte en un informe del instituto de estudios RUSI.

Altos mandos militares piden que se aumente la seguridad en torno a Cameron

Londres.- El Reino Unido tiene la mayor "cantera" de terroristas islámicos del mundo occidental, producto de la radicalización de los musulmanes presos en cárceles del país, según se advierte en un informe del instituto de estudios RUSI.

El estudio señala que el 10 por ciento de los 8.000 ciudadanos musulmanes presos en cárceles de máxima seguridad de este país han sido convertidos en potenciales terroristas suicidas, que podrían actuar de manera individual a medida que cumplan sus penas.

La estrategia del yihadismo radical en el Reino Unido es sustituir los ataques a gran escala, como los atentados de Londres del 7 de julio de 2005 contra la red de transporte, por acciones aisladas destinadas a causar el mayor daño posible.

Para el Royal United Services Institute (RUSI), un instituto de estudios militares y de cuestiones relacionadas con la seguridad, el Reino Unido es el país de Occidente que más debe preocuparse por la formación de islamistas radicales en su propio territorio.

Los investigadores Michael Clarke y Valentina Soria cifraron en 800 los hombres que han sido "exitosamente" ganados para la causa en estos últimos años: "Se trata de 800 radicales potencialmente violento, sin cargos previos por terrorismo".

Estos hombres, afirmaron los expertos, "estarán de nuevo integrados en la sociedad en los próximos cinco o diez años".

"La reacción natural a la mejora de las operaciones antiterroristas por parte de los yihadistas es evolucionar hacia esfuerzos individuales", indicaron Clarke y Soria.

A esto se uniría "una fuerte campaña mediática de Al Qaeda", que intentaría "dar una apariencia (a los atentados) tan dramática y amenazadora como la de atentados anteriores".

"Si se envía a los suicidas y asesinos a que prueben suerte, la variable clave será el efecto que estos intentos solitarios y espontáneos tengan en la motivación de otros para unirse a la yihad", explicaron estos expertos.

"Los asesinos que operan por su cuenta siempre existirán y algunos de ellos lograrán su objetivo. La cuestión clave es si sus actos tienen un componente individual o se convierten en parte de un fenómeno estructural", añadieron.

Bajo el mando de una nueva generación de líderes como Anuar Al-Awlaki, considerado uno de los terroristas más buscados del mundo, "todo parece indicar que se potencia una gran motivación, seguida de una preparación relativamente rudimentaria".

Esta tendencia parece haber tenido su primer ejemplo en el intento de atentado con coche bomba en Times Square, en Nueva York, el pasado mes de mayo, que tuvo una deficiente preparación técnica.

Los autores del estudio reconocen que las posibilidades de éxito de un individuo que actúa en solitario y con poca preparación son menores, pero advierten de que "eventualmente es razonable pensar que alguien tendrá la suerte suficiente para lograr su propósito contra objetivos de gran valor simbólico en Occidente".

Un portavoz del Ministerio británico de Justicia manifestó que no existe constancia oficial de que haya 800 reclusos musulmanes altamente radicalizados en las cárceles.

El portavoz corrigió los datos del informe y afirmó que en las cárceles de máxima seguridad del Reino Unido no hay 8.000 presos, sino 6.000, y que la mayoría de ellos no son musulmanes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING