El Senado acepta que el Supremo investigue a Bárcenas

  • Madrid.- El pleno del Senado se ha pronunciado hoy a favor del suplicatorio del ex tesorero del PP y senador por Cantabria, Luis Bárcenas, de modo que podrá ser investigado por el Tribunal Supremo por los presuntos delitos -fraude fiscal y cohecho- que se le imputan.

Los portavoces del Senado desean que se vote hoy el suplicatorio de Bárcenas
Los portavoces del Senado desean que se vote hoy el suplicatorio de Bárcenas

Madrid.- El pleno del Senado se ha pronunciado hoy a favor del suplicatorio del ex tesorero del PP y senador por Cantabria, Luis Bárcenas, de modo que podrá ser investigado por el Tribunal Supremo por los presuntos delitos -fraude fiscal y cohecho- que se le imputan.

A puerta cerrada, mediante votación electrónica y sin registrar quién ha emitido cada voto con el fin de preservar el carácter secreto de la misma, tal y como prescribe el reglamento, un total de 248 senadores se ha expresado sobre la posibilidad de que el Supremo investigue a Bárcenas, es decir, de dar luz verde al suplicatorio del senador del PP.

No obstante, cuando ha llegado el momento de votar el citado suplicatorio estaban presentes 251 senadores, de tal forma que tres de ellos no han votado.

De los 248 que lo han hecho, ha ganado el sí al suplicatorio -239 votos-, en tanto que el "no" ha registrado cinco. Igualmente se han producido 4 abstenciones.

Fuentes parlamentarias han informado que ha habido nueve ausencias en el hemiciclo, entre ellas la del propio Bárcenas, quien si bien ha estado presente en la Cámara durante gran parte de la tarde, ha decidido ausentarse de la votaciones -en la de las mociones tampoco ha estado-.

El reglamento del Senado, sin embargo, le permitía emitir su voto, algo que no ocurre en el Congreso, donde el también imputado en el "caso Gürtel", el diputado popular Jesús Merino, no pudo hacerlo.

El suplicatorio del ex tesorero del PP, aunque ha abandonado el cargo de modo temporal a la espera de lo que decida el Supremo, ha sido el último punto del orden del día en la sesión plenaria del Senado porque así lo decidió la Mesa previo acuerdo de la Junta de Portavoces, de tal forma que la votación se ha producido pasadas las 21:30 horas.

Con todo, ha sido una votación fugaz: apenas ha durado cinco minutos.

El suplicatorio de Bárcenas cumple así su último trámite parlamentario desde que el pasado 5 de agosto entró en el registro del Senado remitido por el Tribunal Supremo.

Un trámite que ha durado apenas 48 días, y cumpliendo todos los pasos: la Mesa calificó la petición del Supremo, la Comisión que debía analizarla designó la ponencia y luego escuchó a Bárcenas, y por fin emitió su dictamen y lo elevó al pleno.

Durante todo ese tiempo, Bárcenas sólo ha hecho una petición al Senado, un escrito que presentó a la comisión solicitando que agilizara su suplicatorio para defenderse ante el Supremo.

Antes de la votación, el presidente de la comisión de Suplicatorios, el senador del PP Joan Fageda, ha sido el encargado de dar lectura al dictamen de la comisión, de apenas dos folios.

El dictamen se basa en el informe que elaboró la ponencia, en el que se afirma que "no se dan" circunstancias que "justifiquen" la denegación de la autorización del Senado, "toda vez que nada permite advertir" en el procedimiento judicial "el propósito ni el significado objetivo de alterar la composición de la Cámara o perturbarla en su regular funcionamiento".

Se trata del primer suplicatorio que se vota en el Senado mediante el sistema de votación electrónica, que sustituyó al que tradicionalmente se había empleado y en el que cada senador tenía que decantarse entre una bola negra -para pronunciarse a favor- y una blanca -en contra-, escogidas de una bolsa opaca habilitada al efecto.

Este método provocó numerosos problemas, pues en ocasiones se contabilizaron más bolas que senadores presentes, lo que obligaba a anular la votación, por lo que fue sustituido.

Mostrar comentarios