Martes, 18.06.2019 - 05:53 h
Sin acuerdo sellado

El Senado deja al Congreso la renovación de TVE tras proponer a Bisbal o Losantos

La Cámara Alta no aprueba los cuatro nombres que le corresponden en el nuevo consejo de RTVE y deja la exigencia de un acuerdo al Congreso.

Imagen Logo de TVE.
El Congreso vota este miércoles la renovación del consejo de RTVE. / EFE

Dos listas, poco más de 48 horas y sin acuerdo. El Senado no ha cambiado el guión previsto y tampoco ha dado luz verde, con una mayoría de consenso de dos tercios, a los cuatro consejeros que le corresponde nombrar en el nuevo órgano de dirección de Radio Televisión Española (RTVE). Los más votados, tres nombres propuestos por el PP, José Luis Peñalosa, Carmen Sastre, y Jenaro Castro, que han logrado 142 de los 249 senadores que han votado. 

Siguió así el mismo camino que recorrió el lunes el Congreso de los Diputados, donde los grupos parlamentarios tampoco fueron capaces de llegar a un acuerdo con los seis nombres que le correspondían. Y también hubo nota de color, con un voto nulo que proponía como consejeros a Federico Jiménez Losantos y a David Bisbal. 

Tras dos intentos fallidos, la batuta vuelve a la Cámara Baja. Mañana miércoles por la tarde, el Ejecutivo en minoría de Pedro Sánchez tendrá que tirar de apoyos similares a los que consiguió en el moción de censura de Mariano Rajoy para aprobar la lista de seis candidatos impulsada por PSOE, Podemos y PNV. Un listado en el que está incluido Tomás Fernando Flores, el director de Radio 3, el hombre de la casa propuesto para la presidencia de RTVE, tras el intento fallido de nombrar a Andrés Gil, el redactor jefe de política de eldiario.es.

Mañana, el nombramiento será más sencillo que el lunes, porque sólo se requiere mayoría absoluta y no de dos tercios como en la primera votación. Así, PSOE y Podemos tendrán que cortejar o bien a Esquerra (que en el Senado ha dejado la puerta abierta a hacerlo) y al PDeCat o bien al Partido Popular que, en las últimas horas, ha deslizado la opción de aceptar la propuesta de la izquierda a cambio de garantizarse cuatro (o cinco) nombres afines en el nuevo consejo de administración de RTVE.

No será la única votación de la tarde, porque el Congreso también tiene que convalidar o derogar el Real Decreto de designación del consejo de administración de la Corporación RTVE y de su presidente, tras la marcha de José Antonio Sánchez. Es decir, el marco legal por el que se están produciendo estas votaciones de candidatos a dirigir RTVE. Y sin marco, las votaciones no tendrían validez.

Si hay acuerdo en el Congreso, el jueves se volverán a votar en el Senado los cuatro consejeros que le corresponden. Esta vez, por mayoría absoluta, lo que sí requiere una alianza entre más grupos parlamentarios, dado que el PP domina la Cámara.

La baza de esquivar al Senado

Sin embargo, el Real Decreto del Gobierno de Sánchez se guardó un 'as en la manga'. Si no hay apoyo del PP y la votación no sale, el Senado pierde la capacidad de nombrar esos cuatro consejeros, que pasa al Congreso. Tendrá que votar entre el mismo listado que la Cámara Alta (no puede cambiar los nombres) pero le bastará con mantener los mismos apoyos de diputados. Siempre que mañana los consiga.

En el mejor de los escenarios para Sánchez, con esa lista de 10 consejeros aprobada, el Congreso tendrá que volver a reunirse. Primero, para aprobar por dos tercios al nuevo presidente de RTVE. Si no lo consigue, 48 después volverá a votar y podría lograrlo por mayoría absoluta. En ese supuesto, la renovación del consejo de los medios de comunicación públicos habrán requerido ocho plenos.

Y, después de todos esos episodios, puede haber más. El Gobierno de Sánchez ha recalcado que este consejo de RTVE es temporal hasta dar vía libre al concurso en el que se apruebe un nuevo órgano de dirección vía méritos y no consensos políticos. "Se trata de establecer una situación de transitoriedad y de temporalidad. No renunciamos a la puesta en marcha del mecanismo del concurso público", afirmó ayer el senador socialista Ander Gil. Todo depende de lo que diga el Congreso mañana.

Ahora en Portada 

Comentarios