El Supremo ordena a la Audiencia Nacional oír a Charlín para ver si revisa su condena

  • Madrid.- El Tribunal Supremo (TS) ha anulado un auto de la Audiencia Nacional que desestimó revisar, con motivo de la última reforma del Código Penal, la condena de 35 años y 5 meses de prisión impuesta al narcotraficante José Luis Charlín Gama y ha ordenado a este Tribunal que antes de decidir oiga al recurrente.

El Supremo ordena a la Audiencia Nacional oír a Charlín para ver si revisa su condena
El Supremo ordena a la Audiencia Nacional oír a Charlín para ver si revisa su condena

Madrid.- El Tribunal Supremo (TS) ha anulado un auto de la Audiencia Nacional que desestimó revisar, con motivo de la última reforma del Código Penal, la condena de 35 años y 5 meses de prisión impuesta al narcotraficante José Luis Charlín Gama y ha ordenado a este Tribunal que antes de decidir oiga al recurrente.

Así lo ha acordado la sala de lo penal del TS en una sentencia, en la que estima el recurso que Charlín Gama interpuso contra la decisión de la Audiencia Nacional.

El Supremo ordena la retroacción de las actuaciones para que el narco sea oído, "continuándose el trámite del procedimiento y dictándose nuevo auto".

Charlín Gama fue condenado a 20 años de prisión por un delito contra la salud pública, 5 meses de prisión por contrabando y a 15 años más por un delito continuado contra la salud pública en cantidad de notoria importancia perpetrado en el seno de una organización.

El penado comenzó a cumplir las penas el 13 de junio de 1997 y las dejará extinguidas el 8 de octubre de 2021, según explica la sentencia, que añade que en diciembre de 2010 se dio comienzo a la revisión de la condena impuesta teniendo en cuenta la modificación del Código Penal llevada a cabo por la Ley 5/2010 de 22 de junio.

La Audiencia Nacional acordó que no había lugar a la revisión de la condena, lo que recurrió el narcotraficante, que alegó que se había omitido el trámite de preceptiva audiencia al condenado.

El TS concluye que el trámite de audiencia al condenado es aplicable sólo a los casos en que los hechos no estén aún enjuiciados al momento de la entrada en vigor de la reforma, situación en la que no se encuentra el recurrente.

No obstante, el TS indica que en este caso concurre una circunstancia relevante y es que dada la fecha de comisión de los hechos ya se debió decidir si le era de aplicación el Código Penal de 1973 o el de 1995 y se optó por la aplicación del primero.

Es decir, se optó por la aplicación de un texto legal que contemplaba la aplicación de la redención de penas por el trabajo.

Según recuerda la resolución, el recurrente solicita que se le aplique la, a su juicio, ley penal más favorable, que sería el Código Penal de 1995, y por tanto que se le aplique un texto legal que no recoge la redención de penas por el trabajo.

El Supremo advierte de que, de ser acogida la pretensión del narco, podría darse la circunstancia de que no se le computara como tiempo de cumplimiento el periodo de redención de penas ya obtenido.

Esta circunstancia, en su opinión, "exige que antes de decidir sobre la revisión de sentencia sea oído el reo y que se dé oportunidad al órgano de instancia de decidir al respecto, respetando así la posibilidad de un recurso de casación ulterior".

Mostrar comentarios