El Supremo rebaja a 9 años la condena a una etarra por intento de secuestro

  • El Tribunal Supremo ha rebajado de 11 a 9 años la condena a la etarra Olga Comes Arambillet por el intento de secuestro del edil del Partido Socialista de Euskadi (PSE) de Eibar Benjamín Atutxa en el año 2008.

Madrid, 26 dic.- El Tribunal Supremo ha rebajado de 11 a 9 años la condena a la etarra Olga Comes Arambillet por el intento de secuestro del edil del Partido Socialista de Euskadi (PSE) de Eibar Benjamín Atutxa en el año 2008.

En su sentencia, el Supremo modifica la condena a Comes Arambillet porque cree que se le debió imponer una pena inferior a la que se dictó por estos hechos contra el miembro de su comando, Arkaitz Goikoetxea, por el delito de tenencia de explosivos.

A ambos se les impuso una pena de 8 años de prisión por este delito, pero, tal y como avala el Supremo, la actuación de la etarra fue menos relevante porque fue Goikoetxea quien recibió los explosivos, los ocultó en un zulo y luego los trasladó a un piso alquilado por Comes.

Comes huyó a Francia en 2007 desde Pamplona y a finales de ese mismo año volvió a España para integrarse en el comando Askatasun Haizea, al que la cúpula de la organización hizo llegar información sobre el concejal, que acudía a su trabajo en un centro de enseñanza sin escoltas, para que le secuestraran y le ejecutaran luego.

Desde octubre de 2007 a abril de 2008, Comes, otro etarra y Goikoetxea vigilaron "en muchas ocasiones" al edil, siguiéndole al centro de estudios donde trabajaba, pero cuando constataron que iba acompañado de escoltas abandonaron el plan.

Para el secuestro, recibieron de la organización 18 ampollas tranquilizantes y pensaron en preparar un agujero en una zona de monte para retenerlo durante el secuestro.

El grupo llegó a disponer de jeringuillas y sedantes en el interior de un zulo que el comando había cavado en la localidad riojana de Pazuengos, donde fueron encontrados hasta 125 kilos de explosivos, abundante munición, cordón detonante, detonadores y temporizadores.

Comes se encargó de alquilar dos viviendas, una en Logroño y otra en Santo Domingo de la Calzada (La Rioja), sirviendo esta última como almacén de explosivos.

La etarra fue detenida en Francia el 25 de julio de 2008 y en noviembre de 2012 el Tribunal Correccional de París le condenó a 5 años de cárcel por la elaboración de explosivos y por su pertenencia a la logística del aparato militar de ETA.

Mostrar comentarios