Jueves, 17.01.2019 - 10:48 h

Qué es una ola de frío y otras cosas que debes saber sobre ella

Una ola de frío es un episodio de temperaturas anormalmente bajas, que se mantienen varios días y que afectan a gran parte de nuestra geografía.

La ola de frío que comienza hoy "no es extraordinaria" pero tampoco habitual, según expertos
La ola de frío que comienza hoy "no es extraordinaria" pero tampoco habitual, según expertos

Una ola de frío es un episodio de temperaturas anormalmente bajas, que se mantienen varios días y que afectan a una parte importante de nuestra geografía, explica la Aemet. También afectan a la movilidad y cómo no, a las carreteras. Por eso hay que tener mucho cuidado estos días al volante, donde el uso de cadenas va a ser necesario.

Más concretamente, la Aemet considera como ola de frío al episodio de al menos tres días consecutivos, en que como mínimo el 10% de las estaciones consideradas registran mínimas por debajo del percentil del 5% de su serie de temperaturas mínimas diarias de los meses de enero y febrero del periodo 1971-2000.

La ola más larga se registró en el invierno de 2001-2002 y duró 17 días aunque en la década de los ochenta, concretamente entre los años 1980 y 1981, se alcanzaron 31 días de ola, eso sí, repartidos en cuatro episodios. En cuanto a territorio afectado, fue en el invierno de 1984 y 1985 cuando una ola de frío afectó al mayor número de provincias hasta ahora registrado, 45 en total, y unos años antes, entre 1982 y 1983, fueron 44 las perjudicadas.

La temperatura mínima más baja en una ola de frío desde 1975 se registró en el invierno de 2008 y 2009, cuando los termómetros descendieron hasta los 9 grados bajo cero.

¿Qué factores determinan la intensidad de una ola de frío?

Territorio afectado: se trata del número de provincias afectadas por una ola de frío. Una provincia se encuentra en esta situación cuando una de sus estaciones está dentro de un episodio frío, es decir, no es suficiente una temperatura por debajo del umbral de manera puntual sino que tiene que prolongarse durante al menos tres días.

Temperaturas registradas: se localizan las estaciones con algún día de episodio frío durante una ola de frío y se recoge la media de las temperaturas mínimas recogidas en esas estaciones. La temperatura media más baja será denominada 'temperatura mínima de la ola'.

Duración: se establece por días. La ola más larga se registró en el invierno de 2001-2002 y duró 17 días.¿Cómo se calcula la temperatura umbral?

La temperatura umbral establece por debajo de qué limites se registra un episodio de frío en una estación concreta y para calcularla se recogen las temperaturas de los 89 días más fríos de los meses de enero y febrero entre los años 1971 y 2000. La mayor de estas 89 temperaturas pasa a ser la temperatura umbral de cada estación.

Para medir las olas de frío, la Aemet tiene seleccionadas 131 estaciones que cumplen con los requisitos de estar en funcionamiento, tener una serie suficientemente larga para poder calcular la temperatura umbral y estar distribuidas de manera uniforme sobre el territorio.

Etapas para determinar una ola de frío

Para que exista el episodio de ola de frío, se tienen que dar las siguientes etapas:

1) Obtener los episodios fríos: una de las 131 estaciones registra una temperatura mínima igual o inferior a su temperatura umbral durante al menos tres días consecutivos.

2) Determinar los días fríos: cuando al menos el 10% de las 131 estaciones se encuentran un mismo día dentro de un 'episodio frío'.

3) Localizar las olas de frío: episodios de tres o más 'días fríos' consecutivos, también en al menos un 10% de las estaciones. Si existen dos olas de frío separadas por un día, se consideran una única ola.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios