Viernes, 14.12.2018 - 00:32 h
El impacto en los mercados

El verano hace sudar a la banca española, que pierde 10.000 millones en dos meses

Las crisis en Turquía y Argentina y el temor al nuevo impuesto sobre las entidades financieras han mermado en un 6% la cotización desde junio.

Bolsa de Madrid
Los grandes bancos españoles han sufrido durante julio y agosto las diferentes crisis internacionales. / ÓSCAR DEL POZO/EUROPA PRESS 

El verano se le ha hecho especialmente largo a uno de los sectores clave de la economía española. La gran banca nacional ha perdido durante los dos últimos meses cerca de 10.000 millones de euros en bolsa, más del 6% de su cotización bursátil, lastrada por las dudas sobre países emergentes como Turquía o Brasil, además de Argentina y el impacto que podría tener en sus cuentas el impuesto a la banca que podrían estar negociando el Gobierno y Podemos como parte de su pacto para aprobar los Presupuestos Generales de 2019.

Concretamente, y según informa Efe, los seis bancos que cotizan en el Ibex 35 -Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter- forman parte del sector que peor comportamiento bursátil tiene en estos momentos y la crisis monetaria de Turquía ha sido la protagonista principal de este retroceso en los mercados. Antes de que comenzara julio, el valor bursátil de estas entidades era de 162.232 millones, frente a los 152.293 millones del cierre de agosto, lo que supone una pérdida de exactamente 9.939 millones en apenas dos meses.

En términos absolutos, el peor parado ha sido el Santander, cuya capitalización ha bajado 4.906 millones desde finales de junio hasta ahora; seguido de cerca por el BBVA, que ha retrocedido 4.694 millones de euros. Tampoco se salvan Bankinter, con una merma de 720 millones en ese mismo periodo, o Sabadell, con 639 millones menos. CaixaBank y Bankia, sin embargo, ganan peso y su capitalización avanza 927 y 93 millones, respectivamente, en el mismo periodo. Ambas entidades han perdido valor bursátil en agosto, pero en julio lo habían aumentado en mayor medida.

El analista de BNP Paribas Investor Eugeni Siscar califica de "inesperada" la "profundidad" de la crisis en Turquía, con un nivel que "nadie tenía en mente". El BBVA, propietario de casi la mitad del principal banco comercial turco, Garanti, ha estado en el foco de los inversores durante todo el verano y para el experto de XTB Sergio Puente, ha "arrastrado" al resto del sector en su caída.

Sin embargo, la analista de Renta 4 Ana Gómez matiza que la caída del sector se debe más al "efecto negativo" que ha tenido Turquía sobre el resto de economías emergentes. La misma visión tienen en BNP Paribas, que señalan como ejemplo más claro a América Latina, donde hay que estar "muy atentos" a "situaciones complejas" como el rescate del FMI a Argentina o las próximas elecciones en Brasil.

El BBVA tiene presencia también en Argentina, al igual que el Banco Santander, cuyo principal mercado sigue siendo Brasil, junto con España y Reino Unido. Además de Turquía y de emergentes, el experto de XTB Sergio Puente mira a España y al posible impuesto a la banca del Gobierno de Pedro Sánchez como otro de los efectos negativos para el sector.

"Ceder a la presión" de imponer el impuesto para aprobar los Presupuestos puede provocar "caídas en las cotizaciones", aunque también hay que ver "cómo van a canalizar este gasto". En la misma línea de cómo van a aplicar el impuesto las entidades se posiciona Renta 4, que cataloga de "mucha rumorología" dicho gravamen. Es "difícil calcular" el impacto en los resultados o "quién asumirá el cargo", señalan.

Pese a las pérdidas en bolsa de la banca, los expertos son optimistas con el sector para el resto del año y Eugeni Siscar, de BNP Paribas, habla de "oportunidad", además de tener "siempre en mente" la subida de tipos de interés del BCE el próximo año. Sergio Puente, de XTB, resalta la tasa de morosidad de la banca, en niveles de abril de 2011, y pide prestar "mucha atención" a la reunión del BCE en septiembre por "un posible cambio de lenguaje" respecto a las intenciones de subidas de tipos.

Ana Gómez, de Renta 4, habla de un "castigo excesivo" para el sector, por lo que la situación es "controlable" en el futuro.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios