Domingo, 20.01.2019 - 06:32 h
Sondeo de Metroscopia para La Información / Henneo

El PSOE acusa el caso ERE pero volvería a ganar con empate entre Cs, Podemos y PP

Susana Díaz necesitaría al partido de Teresa Rodríguez para gobernar en Andalucía y perdería hasta diez escaños en relación al resultado de 2015.

Gráfico Estimación Voto Andalucía Elecciones 2018

El Partido Socialista (PSOE) volvería a ganar las elecciones en Andalucía, pero con peor resultado al obtenido en los comicios de 2015. Según el sondeo de Metroscopia para La Información / Henneo, la formación dirigida por Susana Díaz obtendría el 30,9% de los votos, lejos del 35,4% que logró hace tres años. En escaños, los socialistas alcanzarían entre 37-40, frente a los 47 que lograron tener en la última cita con las urnas. El partido que ha gobernado siempre en la comunidad autónoma acusaría el desgaste provocado, esencialmente, por los ERE contra 22 exaltos cargos del Gobierno andaluz y la comisión de investigación que se ha puesto en marcha en el Senado por iniciativa del PP.

En segunda posición se produciría un triple empate entre Ciudadanos, Adelante Andalucía (la coalición de Unidos Podemos e Izquierda Unida) y Partido Popular. La formación naranja lograría un crecimiento de más del 50%, situándose en el 21,2% de los sufragios, lo que equivaldría a 22-24 diputados (en 2015 consiguió el 9,3% y 9 parlamentarios). Muy cerca de ellos, con el 20,9% y 23-24 escaños, se situaría el partido liderado de Teresa Rodríguez (con algo menos que el 21,7% y 20 diputados que lograron por separado). El PP, por su parte, se quedaría con el 20,1% de los votos y 24 diputados, acusando el descenso más notable desde el 26,8% y 33 escaños conseguidos en los pasados comicios.

El PSOE andaluz lograría mantener una distancia de casi diez puntos con su inmediato perseguidor, lo que otorga a Díaz un cómodo margen para poder gobernar cuatro años más con el único apoyo factible de Adelante Andalucía. Ciudadanos y PP ya han dejado claro que no volverán a dejar gobernar a los socialistas, pero la suma de ambos partidos tampoco sería suficiente para alcanzar la mayoría absoluta situada en los 55 escaños. 

El sondeo de Metroscopia para La Información / Henneo fue realizado entre el 5 y el 14 de noviembre, días antes del inicio de la campaña electoral. La muestra consta de 4.000 entrevistas en el conjunto de Andalucía distribuidas de manera no proporcional al peso poblacional de cada provincia. Se han realizado 400 en las provincias de Almería, Huelva y Jaén, 450 en la provincia de Córdoba, 500 en la provincia de Granada, 550 en la provincia de Cádiz y 650 en las de Málaga y Sevilla.

Trasvase de voto entre partidos e intención directa

Adelante Andalucía sería el partido que más fidelidad de voto conservaría, ya que el 67 y 61% de los andaluces que apostaron por Podemos e IU, respectivamente, en 2015 volverían a votar ahora a Teresa Rodríguez. En segunda posición se situaría el PSOE, con el 58% de votantes fieles. No obstante, los sufragios que perdería Susana Díaz irían a parar a Adelante Andalucía en un 5% (una fuga que los socialistas verían compensada con los votantes de Podemos y de IU que votarían ahora al PSOE) y a Ciudadanos en un 10% (unos 140.000 votos, que los socialistas no compensarían con los apenas 11.000 que conseguirían atraer desde la formación naranja).

El tercer partido en fidelidad de voto es Ciudadanos, ya que el 56% de sus votantes de 2015 repetiría ahora su papeleta. A ellos habría que sumar ese 10% de votantes del PSOE y, sobre todo, del PP, ya que el 21% de los votantes populares de hace tres años apostaría ahora por la formación naranja: unos 220.000 andaluces.

En el caso de la marca de Unidos Podemos e Izquierda Unida, su resultado sería prácticamente el mismo que la suma del obtenido por Podemos e IULV-CA en 2015 (incluso, ahora sería de ocho décimas menos). Sin embargo, conseguirían entre 3 y 4 escaños más de los 20 que por separado obtuvieron hace tres años. Ir coaligados les resultaría, por tanto, electoralmente más eficiente porque con prácticamente el mismo porcentaje de voto lograrían más escaños. Y es que en 2015, IULV-CA se quedó sin representación en tres provincias (Almería, Huelva y Jaén) a pesar de superar, en los tres casos, la barrera del 3% (4,2%, 6,3% y 5,7%, respectivamente). Ahora, la nueva coalición duplicaría el número de diputados logrados por Podemos en esas provincias en 2015.

El PP, por su parte, sería el partido que obtendría un peor resultado con respecto a 2015: perdería 6,7 puntos y nueve escaños. Los populares contarían con la fidelidad de voto más baja de las cuatro principales formaciones políticas andaluzas, ya que solo el 47% de sus votantes de 2015 repetiría ahora su voto. La fuga de votantes se produciría hacia Ciudadanos (21% y unos 220.000 sufragios) y hacia Vox (4% y en torno a los 40.000 votos). La formación de Santiago Abascal no conseguría superar la barrera del 3% en cinco de las ocho provincias (Cádiz, Granada, Jaén, Málaga y Sevilla) y no lograría representación parlamentaria.

En intención directa de voto, el PSOE obtendría el 21,1%, seguido de Ciudadanos con el 16,4%, el PP con el 13,2% y Adelante Andalucía con el 11,2%. Por último, Vox llegaría al 2,2%.

Resultados por provincias

En Almería, el PSOE sería primera fuerza política con el 32,8% de los votos y 4 escaños, recuperando la primera plaza que perdió en 2015 y consiguiendo una ventaja de cinco puntos respecto al PP (27,6% y otros 4 escaños). Ciudadanos obtendría el 19,4% de los sufragios (2 diputados) y Adelante Andalucía lograría el 14,3% (otros 2 diputados). Vox, a quien el CIS en esta provincia dio un escaño, se quedaría en el 3,3% de los sufragios, insuficiente para lograr representación.

En Cádiz, el PSOE también ganaría los comicios con el 26,9% de los votos y 4-5 escaños. Segunda fuerza sería Adelante Andalucía, con el 25,4% y 4 diputados; seguida de Ciudadanos, con un 22,4% y 3-4 parlamentarios. En cuarto lugar quedaría el PP con el 18,4% de los sufragios y 3 escaños.

En Córdoba, los socialistas ganarían con comodidad con el 31,9% de los votos y 4 escaños. Segunda fuerza sería también Adelante Andalucía, con el 23,1% y 3 diputados; los mismos que el PP, en tercera posición con el 21,2%. En cuarto lugar se situaría Ciudadanos con el 17,8% y 2 parlamentarios.

En Granada, el PSOE de Susana Díaz alcanzaría el 32,5% de los votos y 5 diputados. En segundo lugar, a gran distancia, se situaría Ciudadanos con el 22,2% y 3 escaños. El tercer puesto sería para el PP con el 20,2% y 3 diputados. Y en cuarto lugar se colocaría Adelante Andalucía con el 17,2% y 2 parlamentarios.

En Huelva, los socialistas arrasarían con el 39% de los sufragios y 5 diputados. Adelante Andalucía lograría el 20,2% y 2 escaños; los mismos que PP (19,8%) y Ciudadanos (14,8%).

En Jaén, el partido de Susana Díaz lograría el 37,9% de los votos y 5 escaños, superando al PP (21,3% y 2 diputados), Adelante Andalucía (18,5% y 2 parlamentarios) y Ciudadanos (17,3% y 2 representantes)

En Málaga, el PSOE lograría un empate técnico con Ciudadanos (25,1 y 24,6% respectivamente y 4-5 parlamentarios cada uno). Muy cerca se situaría el PP con el 22,1% y 4 diputados, los mismos que Adelante Andalucía con el 20,6%.

En Sevilla, los socialistas alcanzarían el 32,1% de los votos y 6-7 diputados. En segundo lugar se situaría Adelante Andalucía con el 22,4% y 4-5 parlamentarios, seguido de Ciudadanos con el 21,6% y 4 representantes. En cuarto lugar quedaría el PP con el 16,8% de los sufragios y 3 escaños.

Ahora en Portada 

Comentarios