Jueves, 05.12.2019 - 13:56 h
La gran ausente en el inicio de la campaña 

Los candidatos 'evitan' la economía: no le dedican ni la mitad de sus discursos

Los candidatos presidenciales lanzaron su campaña con vistas a los próximos comicios este jueves desde Sevilla, Cataluña y Madrid. 

Candidatos presidenciales para el 10-N. EP
Candidatos presidenciales para el 10-N. / EP

"Ahora sí", "Por todo lo que nos une", "España en marcha", "Un gobierno contigo", " España siempre", "Desbloquear, avanzar, Más país"... La campaña electoral para las elecciones generales del 10-N ha comenzado y los candidatos a la presidencia se dirigieron al electorado este jueves para explicar sus prioridades. En esta ocasión las cabezas de los partidos se olvidaron del bolsillo de los españoles y solo hablaron de temas económicos para criticarse entre ellos, a pesar de que estos ocupan el cuarto lugar en los asuntos que más preocupan a los ciudadanos, según el CIS.

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, dio inicio a su campaña con un acto público desde Sevilla. A través de su lema "Ahora sí", insistió en que ni un solo voto se puede perder para que haya un gobierno progresista que atienda las necesidades urgentes de la población. Sin embargo, en su discurso de 22 minutos dedicó la mayor parte del tiempo a hablar sobre el bloqueo y los  "logros" del partido socialista desde que llegó a La Moncloa hace 15 meses. Sánchez enumeró en 20 segundos las cuestiones económicas que su partido abordará si llega al poder -el paro, los presupuestos, las cotizaciones a la seguridad social, el salario mínimo, las pensiones y las consecuencias de los aranceles impuestos por Donald Trump a productos españoles- y en otros 10 se comprometió a seguir revalorizando las pensiones: "Otros no pueden decir eso. Nosotros sí porque lo hemos hecho".

El candidato del Partido Popular, Pablo Casado, también lanzó su campaña en Sevilla. Su comparecencia duró 42 minutos. Una parte la utilizó para elogiar a Juanma Moreno por su gestión en la región y otra a  culpar al presidente en funciones por el bloqueo político: "Pedro Sánchez es el sinónimo de bloqueo". Casado le dedicó más tiempo a la economía. En 13 minutos explicó las problemáticas que prevé abarcar junto a su equipo y afirmó que "eliminaremos por ley los impuestos de donaciones de sucesiones y patrimonio, bajaremos el impuesto de la renta y el de sociedades, y eximiremos a los mileuristas jóvenes del pago del IRPF". En cuanto al empleo, el candidato anunció que si los electores lo escogen "los autónomos tendrán 12 meses más de tarifa plana y los que sean jóvenes, emprendedores del mundo rural, personas con alguna discapacidad o mujeres que han sufrido la lacra de la violencia de género contarán con 24 meses. Alfombra roja al emprendimiento". Además, Casado sentenció que con sus medidas se podrá crear en España una empresa en 5 días  y las pymes estarán más respaldadas por el Estado. 

El líder 'popular' reveló que también planea implementar medidas económicas con el objetivo de "frenar el invierno demográfico en España" con incentivos hacia las familias y el acceso a la vivienda. En cuanto a las pensiones, Casado aseguró que estas "se pagan con empleo y se revalorizan cuando llega el Partido Popular. Mi compromiso es revalorizarlas siempre y crear un complemento para las mujeres trabajadoras de hasta un 15% en sus pensiones por los años que dedicaron a la familia y dejaron de cotizar". El PP apostará por la jubilación activa para que "quien quiera seguir trabajando con 65 años pueda seguir recibiendo su pensión. Nunca más os congelarán las pensiones".

El acto del candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, fue la más breve: 20 minutos.  Rivera enuncio su discurso rodeado de los suyos y no desde un atril como el resto de los candidatos, pero no aprovechó esa cercanía para explicar cómo trabajará para solucionar los problemas económicos.  Desde Cádiz, el político pidió el voto de todos los españoles y se erigió como la clave para solucionar el bloqueo político para que los temas importantes "dejen de estar metidos en un cajón".  El líder expresó su confianza en los militantes de su partido y aseguró que el 10-N "vamos a sorprender a muchos", a pesar de las malas previsiones que arrojan las encuestas para su formación en los próximos comicios. 

Santiago Abascal representará a Vox en las elecciones generales. El candidato habló durante 32 minutos desde Hospitalet, pero solo se refirió a temas económicos durante dos minutos para criticar al gobierno en funciones. "En España hay un 13% de paro en España, muchos jóvenes sin empleo o con salarios de miseria, personas mayores de 50 años que han perdido toda esperanza de volver a trabajar, ... Anda que no hay problemas para que vengan unos a romper el país y otros a sacar muertos". La comparecencia de Abascal estuvo centrada en la crisis que vive Cataluña tras la sentencia del 'procés' y el futuro de la unidad de España. 

La comparecencia de Íñigo Errejón fue la más larga. El candidato de Más País pronunció un discurso de 44 minutos desde Sevilla y puso el foco en la culpa que tienen el resto de partidos por la repetición electoral. El político denunció que el dinero de España está "en el bolsillo de los ultraricos" y criticó que los jóvenes no puedan ni soñar con adquirir una vivienda. Errejón aseguró que se esforzará por llegar a La Moncloa para garantizar la "continuidad de la historia progresista".

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, utilizó una estrategia distinta para lanzar su campaña: reemplazó el mitin oficial del colectivo por una entrevista con Pablo Motos en El Hormiguero. El político dejó de lado las problemáticas económicas que afronta España durante el encuentro y se dedicó a hablar sobre la supuesta promiscuidad que existe en los baños del Congreso. Solo hablo de los impuestos para criticar las donaciones de Amancio Ortega a Sanidad. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING