Domingo, 16.06.2019 - 01:47 h
En Almería

Ni la visita de José María Aznar pudo con Santiago Abascal: Vox arrasa en El Ejido

La extrema derecha ya arrasó en las andaluzas. Los pronósticos ahora se han repetido y en el mar de plástico el capitán de nuevo es Vox. 

Invernaderos afectados por los tornados en El Ejido
Invernaderos en El Ejido, Almería. 

¿Quién es el más duro de la cuadrilla por la derecha, se preguntaron en el Partido Popular? Y apareció José María Aznar hace dos días en la localidad almeriense de El Ejido. No era una visita casual. El motivo era el miedo a que la formación que ahora lidera Pablo Casado perdiese su hegemonía en este importante bastión andaluz, conocido como la capital del plástico por la cantidad de invernaderos que pueblan su territorio. 

En El Ejido hay una población de unos 89.000 habitantes y censados 25.734 extranjeros de 94 nacionalidades, a los que hay que sumar un número indeterminado de personas que residen en su territorio sin constancia por parte de la administración. José María Aznar que se había atrevido a encararse al partido de Santiago Abascal llamándole "derechita cobarde" era la mejor baza. Pero, en El Ejido, ni por esas.

Y ha perdido. Aznar ha sido derrotado, porque Pablo Casado estaba fundido de antemano. Ya lo vaticinaron las pasadas elecciones andaluzas, donde este municipio del Poniente almeriense se convirtió en el primero de España en el que Vox fue la fuerza más votada. Vox obtuvo entonces 7.377 de los 43.468 votos logrados por esta formación de extrema derecha en la provincia almeriense. 

Ahora, al 100% de los votos escrutados, la formación ha logrado 9.272 votos (un 30,02%), muy por encima de la segunda fuerza, el PP, que suma 7.014 votos (22,71%). Los populares caen de forma estrepitosa, ya que en 2016 lograron 15.123 votos (52,70%). En tercer lugar se sitúa el PSOE con 6.529 votos (21,14%) y después Cs con 5.109 votos (16,54%).

Los resultados indican que esta población está pidiendo a gritos una nueva regulación en cuanto a políticas migratorias. Una reflexión que ya hizo el actual edil popular ante el batacazo de las andaluzas. Entonces el alcalde, Francisco Góngora (PP) declaró que la pérdida de votos era motivada  "por la elevada presión migratoria que va mucho más allá de la necesidad de mano de obra. De ahí que El Ejido esté reivindicando una mayor atención a las políticas migratorias y a todos los efectos transversales que ello conlleva, desde el control de fronteras, control de extranjería, el refuerzo de la seguridad, el sistema educativo, asistencial y sanitario", ha añadido.

Juan Miralles, presidente de la asociación de ayuda al inmigrante 'Almería Acoge', insiste en declaraciones a Efe que no existe ni en El Ejido ni en otros municipios próximos "tal fricción o nivel de crispación". "El nivel de convivencia es mayor que el que transmiten discursos que se mantienen desde las tripas", ha señalado.

Aunque reconoce que es cierto que la inmigración "no se ha sabido gestionar de forma clara, valiente e inteligente", lamenta que sea la "cabeza de turco" cuando "en ningún sitio más que en El Ejido se puede identificar con oportunidades de riqueza y crecimiento". Por su parte, el presidente de Vox en Almería, Juan Francisco Rojas, ha dicho a Efe que desde hace meses sabían que el Poniente y la capital de Almería "podían dar la gran sorpresa". Y así ha sido. Aznar mediante. 

Ahora en Portada 

Comentarios