Sábado, 18.01.2020 - 01:26 h
Soria, Teruel, Cuenca, Zamora

La España vacía sigue siendo bipartidista, aunque esta vez más a favor del PSOE

La tercera fuerza en la mayoría de estas zonas es Ciudadanos, que apenas ha conseguido arañar unos pocos representantes en el Congreso.

La España vacía
La España vacía sigue siendo bipartidista: Teruel, Cuenca, Soria... el PSOE convence. / EFE

La 'España vacía', cientos de pueblos, ciudades e incluso provincias que en los últimos años han ido perdiendo población a pasos agigantados, han centrado la campaña electoral de varios de los partidos que concurrían a estas elecciones, sobre todo tras la multitudinaria manifestación que llenó Madrid. Un apoyo que necesitaban todos y cada una de las formaciones ya que el electorado de la España rural supone un 20% del total. Finalmente, la mayor parte de estas zonas ha optado por no cambiar su histórico parecer y apoyar al PSOE en un territorio que sigue siendo bipartidista. 

Más de cien escaños dependen de la llamada 'España vacía', un país sin conexiones ni recursos que se lleva una parte importante del hemiciclo. Tanto se han afanado algunos partidos en quedarse con este porcentaje de votos que, por ejemplo, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, decidió comenzar su campaña en Pedraza, uno de estos pueblos en los que veranean los VIP madrileños. 

Pero más allá de los actos que daban el pistoletazo de salida de la campaña, los partidos, conscientes de la importancia de este voto, han incluido en sus programas electorales y sus actos menciones directas a la población de estos lugares. En las últimas semanas el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha aprobado dos medidas que remaban en este sentido: un real decreto de ayudas a la mujer rural y 150 millones de euros para poner en marcha la banda ancha en estas zonas. 

Pero el Gobierno no ha sido el único en actuar en este sentido. El PP de Pablo Casado que históricamente ha resultado ganador en estas zonas debido a su vertiente conservadora, ha acudido a varios de estos pueblos para consolidar su discurso de protección del medio rural y de apoyo a la caza y la pesca. Vox, por su parte, apostó por la 'desruralización' de España lanzando vídeos de su líder, Santiago Abascal, montado a caballo y visitas a provincias de la llamada 'España vacía', como Cuenca o Palencia. 

Albert Rivera puso sobre la mesa una importante rebaja fiscal para convencer a los votantes de estas zonas. En concreto, se trataría de una reducción de hasta el 60% en el IRPF para los habitantes de la España. Pero ninguna de las medidas de la derecha ha parecido calar en los votantes de las zonas más despobladas que han optado por apoyar la candidatura del PSOE de Pedro Sánchez. 

Gráfico por provincias
 

En concreto, una de las provincias que más población ha perdido en los últimos años y que lleva en caída libre desde 1996, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, es Zamora. En esta circunscripción, los votantes han repartido sus escaños en el Congreso de los Diputados entre tres partidos. El ganador ha sido con más de un 31% el PSOE, seguido muy de cerca, con un 22,5% del PP de Pablo Casado y más alejado Ciudadanos, con casi un 17%. 

Otra de las provincias icónicas de la despoblación es Teruel. Bajo el lema de 'Teruel Existe' y su suma a la multitudinaria marcha que se llevó a cabo en Madrid hace solo unos meses, también ha optado por apoyar la candidatura de Pedro Sánchez. En concreto, los votos de esta provincia también han dividido sus preferencias entre tres partidos pero, del mismo modo, han ganado los socialistas con más de un 32% de los apoyos. En segundo lugar, pese a estar más rezagado que en el caso de Zamora, se encuentra el PP, con un 23%, y el otro representante en el Congreso será para Ciudadanos, que ha logrado un 19% de los votos. 

Muy similar es lo que ha ocurrido en Soria, pese a que esta provincia cuenta con solo dos representantes en la cámara. Los votantes siguen unidos al bipartidismo: el PSOE se ha quedado con el primero de los escaños, con un 31% de los votos, y el PP con el segundo al cosechar algo más de un 26% de los apoyos. 

El último de los grandes ejemplos es Cuenca. Esta provincia de Castilla La Mancha había quedado unida a los populares en los últimos comicios con más de un 45% de los votos. En cambio, en este caso, las tornas han cambiado por completo: el PSOE se ha hecho con dos de los tres representantes en el Congreso al conseguir un 36% de los apoyos. El tercero es para el PP que se ha quedado con un 26% de los votos. 

Con estos datos sobre la mesa parece claro que los esfuerzos de los candidatos -visita a los campos de Guadalajara, a las bateas de mejillones de Vigo, a las ferias agrícolas de Cantabria, paseos en tractor...- no han servido para cambiar la tendencia de unos fieles y decisivos electores a los que el bipartidismo sigue atrayendo sobre manera pese a la cada vez más amplia posibilidad de elección. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING