Martes, 15.10.2019 - 01:47 h
El lunes 4 de noviembre

Sánchez solo acepta un debate electoral a cinco sin Errejón y rechaza los cara a cara

El Comité Electoral del PSOE exigen neutralidad a los organizadores. El evento podría ser organizado por RTVE o por la Academia de la Televisión.

Fotografía de los candidatos en el debate de RTVE.
Sánchez solo acepta un debate electoral a cinco sin Errejón y rechaza los cara a cara / EFE

Pedro Sánchez sólo estará en un único debate electoral. Y será a cinco. Es decir, sin Íñigo Errejón. En él participarán el candidato del PSOE, el líder del PP, Pablo Casado; el de Ciudadanos, Albert Rivera; el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; y, como novedad, el presidente de Vox, Santiago Abascal. Será el lunes, 4 de noviembre, en territorio neutral. Es la decisión que ha tomado el Comité Electoral de Ferraz este jueves.

Una posibilidad es que este debate a cinco, que será único en la historia democrática, sea organizado por RTVE. La Corporación ya lo hizo con motivo de las generales del pasado 28 de abril, con Xavier Fortes como moderador. El PSOE ve con buenos ojos esta opción, siempre que impere la citada neutralidad.

Otra posibilidad pasa por que el debate electoral sea organizado por la Academia de la Televisión. La organización que dirige María Casado propuso a los partidos políticos repetir el esquema de las elecciones de 2016. Es decir, ofrecer una señal en régimen de 'pool' a todos los interesados y que los interesados puedan emitirla. En esa ocasión los moderadores fueron Ana Blanco (TVE), Pedro Piqueras (Mediaset) y Vicente Vallés (Atresmedia).

Adiós a la publicidad exterior

En la misma reunión del Comité Electoral del PSOE, el partido ha decidido eliminar la publicidad comercial exterior y la instalación de banderolas. Quieren recortar gasto, sumándose así al acuerdo al que han llegado el resto de formaciones políticas, excepto el PNV. Lo han suscrito ante notario.

De esta forma, el presupuesto general de campaña del PSOE cae 2 millones de euros respecto a las elecciones del 28 de abril. Además, el techo de gasto electoral del Partido Socialista pasa de los 14 millones de euros en los pasados comicios, a los 7 millones de euros para los comicios del 10 de noviembre.

Respecto al mailing (envío de propaganda electoral a los domicilios), el PSOE no ha renunciado a él. Ferraz explica que comparte "el objetivo de hacer campañas más sostenibles y desearíamos que las formaciones que plantean un mailing único (Ciudadanos y Podemos) hubiesen hecho una propuesta detallada, sobre cómo organizarlo y sus costes, con el tiempo necesario para poder analizarla".

Recuerda que "la propuesta de un mailing único se debatió en la Comisión para la Auditoría de la Calidad Democrática del Congreso a propuesta de Cs y Podemos, y no se incluyó en las conclusiones tras suscitarse dudas logísticas, técnicas y de un posible incremento del coste total".

Y añaden que este "mailing es útil para muchos electores, ya que el 44,2% acudieron a votar con la papeleta preparada desde casa (según el CIS postelectoral del 28A), y valoramos positivamente la posibilidad de solicitar a través del INE no recibirlo".

Ahora en Portada 

Comentarios