Martes, 19.02.2019 - 14:58 h
La CNMC analiza el mercado

Luz a precio de oro: la electricidad rumbo al segundo año más caro en dos décadas

Mayo será el mes más caro desde el año 2014 cuando entró en vigor el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC)

Gráfico electricidad.
Gráfico electricidad.

Mayo ha cerrado con un precio medio de la electricidad en el mercado diario de 51,9  euros MWh, un 18% más caro que en el mismo mes de 2017. Con los datos del mercado hasta fecha y con los contratos de futuros, los analistas estiman que el precio medio a cierre de ejercicio será de 58,3 euros MWh, un 11,7% más que en 2017. Luz a precio de oro que consolida a España como sexto país más caro en la UE -datos de Eurostat-. Empresas y consumidores están preocupados porque 2018 puede ser el segundo año más caro desde 1998. El primero fue 2008, cuando el MWh superó los 60 euros.

Pese a los esfuerzos del ministro de Energía, Álvaro Nadal, por templar los temores, la marcha de los precios asusta. Según Nadal, la gran subida de precios de mayo pese a la abundancia de lluvia se ha debido a una desgraciada conjunción de factores: tres grupos nucleares parados por distintos motivos, menos viento, el efecto arrastre de los precios del crudo y el encarecimiento del mercado de emisiones, entre otros factores. Sobre el funcionamiento del mercado, que permite la venta de la producción con agua a precios de gas, ni palabra.

El Ministerio de Energía sostiene que los precios en lo que va de año todavía están un 4,7% por debajo de los registrados en 2017. Pero la preocupación de consumidores y empresas se mantiene. La Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE) ve con preocupación que la cotización del futuro para 2019 a 29 de mayo alcanzó los 55,2 euros MWh, un precio que está un 30,4% por encima de la cotización en el mercado alemán (42,3 euros MWh).

Gráfico luz.
Gráfico luz.

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado sobre el impacto de las subidas en las economías de las familias. Precisa que los consumidores con la tarifa PVPC pagarán este mes un 10% más caro el precio del kilovatio por hora (kWh), cuatro euros más de media respecto a la factura del mes pasado. Lo significativo, apunta también, es que mayo de 2018 ha sido el más caro desde que entró en vigor el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), en 2014.

Para los consumidores todo son malas noticias. No se trata solo de la electricidad. La subida de los precios del petróleo de las últimas semanas ha tirado a su vez del gas y de los carburantes. Las empresas, consumidoras al fin, también se quejan. Sectores empresariales diversos, de la siderurgia al azulejo, pasando por el cartón o los fertilizantes advierten que sus cuentas se resienten.

Todas las miradas se dirigen al Ministerio de Energía y a su responsable, Álvaro Nadal. Este rechaza vincular las subidas a su política energética y mantiene sus tesis: la electricidad sube por factores externos. En mayo,en concreto, porque el parque nuclear no funcionó a plena capacidad. Según los datos recabados en la patronal del sector, Foro Nuclear y en el Consejo de Seguridad Nuclear, en mayo ha habido cuatro centrales con paradas por recarga (Vandellós II, Trillo y Almaraz II) o por incidencias (Ascó II y también Vandellós II). Nunca hubo más de dos paradas a la vez.

La lupa de la CNMC

La preocupación por la marcha del mercado ha llevado a la CNMC a analizar, más allá de lo habitual, lo que ha sucedido en las últimas semanas. El examen de la CNMC, según confirman fuentes del organismo, no presupone la existencia de irregularidades. Pero tampoco es una acción rutinaria. La Comisión, admiten las mismas fuentes, está "sorprendida" por la evolución del mercado en las últimas semanas y busca una explicación.

Las compañías eléctricas no comparten la preocupación. Creen que la evolución de los precios se ajusta a las condiciones del mercado y adelantan que los precios de la luz se beneficiarán este verano de la mejora de los embalses. Es una idea que comparte el Ministerio de Energía. Sobre el mercado eléctrico, las empresas precisan también que la mayor parte de la energía que se compra y se vende está comprometida de antemano, por lo que las oscilaciones de precios sólo afectan realmente a un 10% de la energía negociada.

La subida de precios de la electricidad ha animado el debate sobre el uso de las centrales hidroeléctricas. Unidos Podemos ha presentado en el Congreso una proposición de ley que plantea regular el paso al patrimonio del Estado de las centrales que explotan las grandes eléctricas conforme sus concesiones vayan expirando.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios