Domingo, 20.10.2019 - 08:56 h
Prueba clave para la Fiscalía 

Enfocats, la hoja de ruta que diseñó todo el procés y que nadie reconoce en el juicio

Ni Junqueras ni Forn legitiman el documento incautado al que fuera número dos de la hacienda catalana y que desgrana al detalle el proceso de ruptura.

Juicio al procés en el Tribunal Supremo
Imagen de una delegación del Govern, con Quim Torra a la cabeza, a su llegada al Supremo / José González

La primera sesión del gran juicio por el procés dedicada a los interrogatorios ha transcurrido en los cauces previstos en cuanto a que tanto Oriol Junqueras como Joaquim Forn reconocieron su manifiesta adhesión a la independencia de Cataluña. Tanto es así que hicieron un llamamiento político en pleno procedimiento penal de cara a que se siga trabajando en una salida al conflicto. Sin embargo, parajódicamente, ninguno de los dos otorgó credibilidad alguna al documento bautizado como Enfocats en el cual se desgranó paso a paso todo el proceso de desconexión urdido por los ejecutivos del huido Carles Puigdemont y su antecesor Artur Mas.

"Extravagante" y "apócrifo" fueron los adjetivos empleados por el exnúmero dos de la Generalitat para definir este escrito, que obra en el sumario de la causa que se sigue en el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona. Tanto para los investigadores como para el Ministerio Fiscal se trata de una prueba estrella en el marco del procedimiento por contener en su interior una serie de manuscritos elaborados por el exvicesecretario de Hacienda Josep María Jové sobre reuniones al más alto nivel en las que se habrían participado importantes actores del sector independentista tales como Artur Mas o las entonces diputadas autonómicas Marta Rovira o Anna Gabriel.

El manuscrito en cuestión fue incautado por agentes de la Guardia Civil durante los famosos registros de los días 20 y 21 de septiembre de 2017 que terminaron en concentraciones multitudinarias aupadas por las entidades soberanistas de ANC y Òmnium y por las cuáles responden penalmente en este procedimiento sus líderes Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. El documento desgrana la creación de unas nuevas estructuras que darían paso al estado catalán y adjudica este encargo a varios brazos ejecutores, que son el comité estratégico y el ejecutivo. Precisamente, el instructor de este procedimiento, Pablo Llarena, se amparó en la composición de ambos para citar como investigados a sus presuntos integrantes.

Aunque tanto Junqueras como Forn aparecen en este manuscrito, ninguno de los dos dio credibilidad alguna al mismo en su cita ante el alto tribunal. El líder de ERC no solo deslegitima el documento perteneciente al que fuera su segundo en la Consejería de Economía y Hacienda sino que asegura que nadie de su entorno le había hablado sobre él. "Lo conocí el día que la magistrada de la Audiencia Nacional ordenó mi ingreso en prisión", expuso Junqueras en referencia a la detención ordenada por la primera instructora de la causa, Carmen Lamela, en septiembre de 2017, antes de que el Tribunal Supremo acabara aglutinando gran parte de la causa que ahora se juzga.

Misma respuesta propició el exconsejero de Interior de dicho equipo de gobierno cuando fue preguntado por su vínculo con Enfocats. Al respecto, Forn precisó que lo conoció cuando ya estaba cumpliendo prisión preventiva en Estremera (Madrid) y que ni integró ni participó en ninguna de las reuniones que se habrían producido entre miembros del comité estratégico. Extremos que constituyen una gran incógnita teniendo en cuenta que se atribuyen a una persona muy cercana al entonces vicepresidente de la Generalitat y que habría formado parte de esas reuniones que menciona en sus anotaciones a tenor de la descripción que hace de ellas.

Hacienda y seguridad social propias

Las reflexiones de Jové -investigado en la causa del juzgado de Barcelona por la organización del referéndum ilegal del 1-O- arrancan en el año 2015 y recogen asuntos de índole política, como el papel protagonista de ERC en este proceso de ruptura con el Estado español, o de índole más económica relativos a la creación de una Hacienda y Seguridad Social catalanas. Además, no solo otorgaba un papel relevante a los entonces miembros del Govern sino también a los principales representantes políticos de cada fuerza en el Parlament y a las entidades de ANC y Òmnium Cultural.  

Con la negativa de los principales acusados en el procedimiento a reconocer la veracidad de este manuscrito y su reconocimiento a favor del cumplimiento de la legalidad vigente, terminó la tercera sesión de juicio del procés que se reanudará el próximo martes con el resto de miembros de la Generalitat que se sientan en el banquillo de los acusados por delitos de rebelión, sedición, malversación y desobediencia además de los entonces miembros de la Mesa del Parlament (incluida su expresidenta Carme Forcadell) y los conocidos como 'los Jordis'. 

La gran expectación que ha despertado el arranque de esta vista oral sin precedentes en la historia de la democracia, se mantendrá a lo largo de las próximas sesiones en las que los doce acusados tendrán que seguir compartiendo, a buen seguro, protagonismo con terceros actores de esta causa, tales como otros miembros de ERC o del PDeCAT que volverán a dejarse caer por los alrededores del Tribunal Supremo para mostrar su respaldo a los líderes independentistas. En el bando contrario se encontrarán los férreos defensores de Vox, partido que ejerce la acusación popular, y quienes hacen largas colas cada madrugada para poder formar parte del reducido grupo de 55 personas que puede presenciar desde el mismo Salón de Plenos el juicio por la gran deriva independentista.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios