Viernes, 06.12.2019 - 22:39 h
Una alianza con el nacionalismo

Errejón ya explora su marca andaluza con el partido nacionalista Andalucía Por Sí

Más País negocia asociarse para el 10-N con una fuerza extraparlamentaria en la autonomía, pero con gran implantación en la provincia de Cádiz.

Íñigo Errejón, en un acto de Adelante Andalucía
Íñigo Errejón, en un acto de Adelante Andalucía / EP

El 'sujeto político andaluz' al que aspiraba Íñigo Errejón para las elecciones generales del 10-N empieza a coger forma. Más País ya estudia concurrir en la región andaluza junto al partido Andalucía Por Sí, según fuentes consultadas por La Información. Ambas formaciones están avanzando en un acuerdo que se tendrá que cerrar antes del lunes a mediodía, cuando vence el plazo para registrar coaliciones. Este diario también ha podido saber que Compromís ha participado en las conversaciones para que fructifique esa alianza.

Andalucía Por Sí es un partido andalucista que no tiene representación en el Parlamento de la comunidad. Y que apunta a ser la vía de entrada de Más País en un territorio que encaja a medias con sus planes de presentarse solo en circunscripciones con siete o más escaños, al cumplirse esta máxima en Granada, Sevilla, Cádiz y Málaga. Esta es la opción alternativa de los 'errejonistas' para presentarse con apoyo de una fuerza de la zona en la región andaluza. Un camino por el que han optado después de no poder concretar una alianza con Teresa Rodríguez, que pretendía sumarles a la plataforma de Adelante Andalucía, en la que ya están Podemos e Izquierda Unida. Una situación que es inviable por la negativa de la direcciones de Pablo Iglesias y de Alberto Garzón a modificar las candidaturas para la repetición electoral, debido a que se trata del mismo ciclo que los comicios del 28 de abril.

Andalucía Por Sí es una marca que aspira a ocupar el espacio que en los últimos 40 años perteneció al Partido Andalucista. Entre los avales que recibió para atreverse a dar este paso hay importantes políticos de la comunidad, como el exdefensor del pueblo andaluz José Chamizo. Sus objetivos políticos son lograr un mayor "autogobierno" para la región, defender el patrimonio y reclamar las deudas históricas que el Estado mantiene con la CCAA. No se vinculan al socialismo o al comunismo y apuestan por una izquierda más transversal, al estilo de Errejón.

La apuesta por el nacionalismo

El 10-N sería el debut estatal de la marca que lidera Joaquín Bellido. Su fuerza se concentra especialmente en la provincia de Cádiz, donde cuenta con numerosos concejales y está al frente de las alcaldías de localidades como Barbate y Villamartín. Sus representantes municipales se reparten en los pueblos de otras seis provincias, entre las que destacan Coria del Río (Sevilla), donde además ostentan la alcaldía; Isla Cristina (Huelva) y Motril (Granada).

Donde no han conseguido el respaldo suficiente para ser influyentes es en la Cámara andaluza. En medio de una abstención muy acusada, lograron cerca de 22.000 votos que suponían un 0,61% del total. Una situación que les ha impedido que su discurso tuviese más eco y que fueran más conocidos a nivel nacional. Una tesitura que ya se ha vuelto habitual para el nacionalismo andaluz, que desde el año 2008 se ha quedado sin asientos en la Asamblea andaluza.

Pero su importancia en Cádiz se debe tener en cuenta de cara al 10-N, al tratarse de una provincia que desde 2015 también apoya en las urnas las candidaturas de Podemos. Los grandes resultados que obtuvieron Teresa Rodríguez en las andaluzas y Unidas Podemos en las generales así lo avalan. A lo que hay que sumar la alcaldía de la capital gaditana, al frente de la cual está José María González 'Kichi'. 

La apuesta de Más País por aliarse con fuerzas con un marcado acento regional le está llevando a compartir viaje con partidos que son próximos al nacionalismo. Es lo que ocurre con Compromís, que defiende la singularidad valenciana, o con la Chunta Aragonesista, que hace lo mismo con Aragón. La otra fuerza que podría sumarse a este bloque que mezcla la transversalidad de Errejón con la defensa de lo regional es En Marea. El partido gallego que lidera Luis Villares sigue negociando su encaje en las candidaturas, que supondría su regreso en confluencia a unas generales tras la ruptura con Unidas Podemos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING