España abierta a la inversión "financiera" china en su sector petrolero

  • Pekín.- El ministro español de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, aseguró hoy que el Gobierno español sólo está interesado en inversiones "financieras, no estratégicas" de empresas chinas hacia las compañías españolas en sectores sensibles.

Pekín.- El ministro español de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, aseguró hoy que el Gobierno español sólo está interesado en inversiones "financieras, no estratégicas" de empresas chinas hacia las compañías españolas en sectores sensibles.

En una rueda de prensa en el pabellón español de la Feria Internacional de China de la Pequeña y la Mediana Empresa (CISMEF 2009), inaugurada hoy en Cantón (sur de China), Sebastián respondió así a una pregunta sobre el interés de firmas chinas en petroleras españolas.

"Si las empresas chinas muestran interés por las empresas estratégicas españolas, estaremos encantados en que haya una participación, siempre que tengan un contenido financiero, no estratégico", dijo el ministro.

Recientemente, la Corporación Nacional China de Petróleo (CNPC) negoció con Repsol la venta del 75 por ciento de su subsidiaria argentina YPF por unos 14.500 millones de dólares (9.850 millones de euros), según la prensa, una negociación todavía no finalizada.

Ya en 2007, la Corporación Petroquímica de China (Sinopec) también mantuvo conversaciones con el grupo constructor Sacyr-Vallehermoso para comprarle el 20 por ciento que controla en la hispano-argentina Repsol YPF, en la misma operación que intentó sin éxito la rusa Lukoil.

También en el mismo año, la firma española abandonó una venta a CNPC que incluía activos de YPF por unos 20.000 millones de dólares (13.600 millones de euros), en una operación que el conglomerado estatal chino intentó sellar hasta dos veces, una de forma individual y otra con dos fondos de cobertura.

"Hemos dicho en muchas ocasiones, España es y va a seguir siendo un país muy abierto a la inversión extranjera", añadió Sebastián, siempre y cuando se trate de "participaciones financieras".

"Es decir, que no supongan una toma de control de la empresa ni un posicionamiento estratégico o de control de gestión de la empresa", aclaró el responsable español de Industria.

El interés chino en los activos petroleras españoles está en consonancia con el apetito energético del gigante asiático, segundo mayor consumidor del mundo e importador de la mitad de crudo que absorbe (más de 179 millones de toneladas), según la Asociación Petroquímica China.

Mostrar comentarios