Sábado, 23.03.2019 - 00:18 h
La mayoría de ellos viajará a Cataluña

España acogerá a 60 inmigrantes del Aquarius tras un acuerdo internacional

En el pacto, en el que están Francia, Alemania, Portugal, Luxemburgo, Malta e Italia ha sido fruto de intensas negociaciones.

España acogerá a 60 migrantes del Aquarius
SOS Mediterranée y MSF gestionan el buque

España, que en un primer momento declinó  recibir al buque Aquarius con 141 personas rescatadas a bordo, acogerá finalmente a 60 de los inmigrantes que desde el viernes permanecen bloqueados en el Mediterráneo tras un acuerdo alcanzado a seis bandas con Francia, Alemania, Portugal, Luxemburgo y Malta y que ha incluido en el último momento a Italia. Un acuerdo que ha sido fruto de intensas negociaciones entre los países europeos durante las últimas 48 horas y que ha dado como fruto una respuesta "ordenada, solidaria, segura y responsable" por parte de la UE y además "coherente" para el Gobierno español, según ha resaltado esta tarde la vicepresidenta, Carmen Calvo.

El pacto, que según ha afirmado Calvo ha estado coordinado por España y Francia, estipula que España recibirá a 60 de las 141 personas rescatadas por el Aquarius; Francia a otras 60; Alemania y Malta a 50 cada una y Luxemburgo a 5. Pero, además, la vicepresidenta se ha felicitado por "haber conseguido" que Italia "responda como tiene que responder una democracia" y haya decidido unirse.

En este sentido, ha avanzado que el estado italiano "también va a participar" aunque aún se desconoce la cifra concreta, ya que en estos momentos está atendiendo la tragedia del derrumbe del puente Morandi de Génova, ante la que ha expresado su apoyo y solidaridad.

Además de las 141 personas rescatadas por el Aquarius el viernes frente a las costas de Libia, el acuerdo se ha ampliado a otras 114 salvadas el lunes por las autoridades maltesas, país que ejercerá como "base logística" en la recepción de inmigrantes tras haber autorizado ya el desembarco del buque a SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras.

Respecto al tratamiento que recibirá este nuevo grupo y si se les concederá el mismo permiso extraordinario de 45 días que se otorgó a la 629 que llegaron a Valencia en junio a bordo de la misma nave, Calvo ha señalado que "vienen con las condiciones con las que les podamos traer a nuestro país, a diferencia de quienes no vienen traídos por nosotros".

"Tenemos que responder con la legislación internacional. Se trata de fortalecer los valores democráticos en Europa y de dejar de utilizar los temas de inmigración como arma arrojadiza en la política", ha censurado. A diferencia de la primera ocasión, la nave no tiene ahora "la situación critica" de entonces, "con una sobrecarga de 600 personas" y que podía haber desembocado "en una tragedia", ha añadido.

Fuentes de la Moncloa han señalado a Efe que aún se están arbitrando los procedimientos de acogida y recibimiento de este grupo en el seno de este acuerdo europeo y que ha logrado unir además a Italia, país que junto con Malta ha negado reiteradamente abrir sus puertos a las ONG.

Lo que sí parece es que la mayoría serán acogidas en Cataluña pues, como ha explicado la también ministra de Igualdad, el Govern ha mostrado su disponibilidad a hacerlo tras haber ofrecido sus puertos, algo en lo que la comunidad no tiene las competencias pero sí para dar una respuesta humanitaria.

Con todo, ha mostrado su satisfacción por la consecución de este pacto, que llega tan solo dos días después de que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y la canciller alemana, Angela Merkel, coincidieran este fin de semana durante su encuentro en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) en que la UE debe afrontar el reto migratorio con una visión conjunta, un esfuerzo común y recursos compartidos.

Y que demuestra, en opinión de Calvo, que el presidente español es un "líder escuchado y respetado en Europa".

Porque, ha dicho, el acuerdo es la respuesta que ha dado Europa "ordenada, solidaria, segura y responsable" al Aquarius y es además "coherente para el Gobierno español", que en menos de tres meses ha situado "la solidaridad y defensa de los derechos humanos en el corazón de la reflexión europea".

Ante todo ello, ha confiado en que este "camino trazado" continúe en la cumbre informal sobre inmigración que se celebrará el próximo 20 de septiembre en Salzburgo (Austria) y que se materialice en "una fórmula de trabajo estable" y no sea simplemente una "respuesta para salir del paso".

Ahora en Portada 

Comentarios