El EI crucifica a dos niños por comer en Ramadán y enseña nuevas terroríficas ejecuciones

    • El EI vende nuevas formas de matar en un vídeo empleando explosivos para decapitar en grupo o sumergiendo a las víctimas en una piscina dentro de una jaula.
    • A principios de semana crucificó a dos niños por no ayunar en Ramadán.
El Estado Islámico publica un vídeo con nuevas ejecuciones
El Estado Islámico publica un vídeo con nuevas ejecuciones
M.R.

El grupo yihadistaEI no cesa en su reinado del terror. No conoce edades, ni límites. Las últimas 24 horas han sido testigos de ello. Dos menores de edad en el noreste de Siria fueron crucificados acusados de no ayunar en Ramadán, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.Las víctimas fueron colgadas de una valla en un cuartel de la "hisba", cuerpo parapolicial delEI, en la calle Al Bukamal de la ciudad de Al Mayadín, uno de los bastiones de los yihadistas en la provincia nororiental siria de Deir al Zur. Los extremistas colgaron del cuello de los menores carteles que tenían escrito el mensaje "No ayunar en Ramadán".

El grupo terrorista Estado Islámico ha publicado este martes un nuevo vídeo en el que hace alarde de nuevas técnicas para ejecutar a sus prisioneros, en este caso presuntamente jóvenes iraquíes, a los que mata empleando explosivos para decapitarlos en grupo o sumergiéndolos en una piscina dentro de una jaula.

El vídeo ha sido publicado por la división en Nínive, una provincia de Irak cuya capital es Mosul, de Estado Islámico y en él se muestra la ejecución de más de una decena de 'espías', a los que Estado Islámico acusa de haber ayudado a facilitar los objetivos para los bombardeos de la coalición liderada por Estados Unidos.

La grabación muestra a yihadistas que acompañan a tres prisioneros, vestidos con el ya habitual mono naranja, a los que se introduce en un vehículo. A continuación, uno de los milicianos dispara un cohete RPG contra el coche, haciendo saltar por los aires a las personas que hay en su interior.

En otra parte de la grabación, se ve a milicianos que introducen en el interior de una jaula --como la empleada durante la ejecución del piloto jordano secuestrado por el grupo terrorista-- a cuatro presuntos espías a los que a continuación se sumerge en una piscina para que se ahoguen. Posteriormente, se ve de nuevo la jaula con los prisioneros muertos.

Por último, se muestra a siete prisioneros, igualmente con los monos naranjas, a los que se obliga a arrodillarse en el suelo y se ata los cuellos con un cordón con explosivos, que a continuación se procede a accionar, decapitando a todos ellos al mismo tiempo.

El vídeo, que ya ha sido retirado de YouTube, dura siete minutos y ha sido realizado por una productora local de la región de Nínive y no por ninguno de las grandes plataformas empleadas por Estado Islámico para difundir su propaganda, principalmente Al Hayat y Al Furqam.

Mostrar comentarios