Jueves, 14.12.2017 - 21:49 h

Caos a la vista... ¿Qué pasará si medio Madrid no puede usar el coche en Nochevieja?

Imaginar la mitad de vehículos aparcados puede esbozar una situación problemática. Si se mantiene el escenario 3, el próximo fin de semana los conductores con matrícula impar podrán coger su coche durante dos días, y los que tengan par, ninguna.

Si ya de por sí coger taxis es muy complicado durante las Navidades, en un escenario como el probable y eventual puede tornarse en una misión casi imposible.

La restricción al tráfico puede causar innumerables complicaciones en Nochevieja.

El temido 'escenario 3' ya es una realidad... El Ayuntamiento de Madrid ha decidido activar los protocolos en materia de contaminación ambiental y este jueves no permitirá que los coches con matrículas pares circulen por el interior de la M-30.

El mencionado estadio (previsto para periodos de alta contaminación y que supone la restricción del 50 por ciento de los vehículos que circulan en el interior de la almendra central) se mantendrá después de este jueves, siempre y cuando las condiciones meteorológicas se mantengan similares a las actuales.

En caso de que no se registren precipitaciones (las previsiones del tiempo así lo indican, al menos hasta el lunes) todo hace suponer que las restricciones al tráfico se mantendrán el sábado 31 por la noche. Imaginar una Nochevieja con la mitad de vehículos aparcados en la capital puede esbozar una situación inédita... y caótica.

Si ese día sigue activada la medida prevista en el protocolo anticontaminación, (además de la matrícula) lo más importante que que los conductores deben mirar es el calendario. El 31 es impar, y ese día no podrían circular los vehículos con matrículas impares. Miles de desplazamientos a restaurantes, bares, salones de eventos y casas de familia, y también aquellos viajes de urgencia a hospitales, farmacias y comisarias quedarían obstruidos por la situación.

Ese día, si sigue en vigor el 'estadio 3' en materia de contaminación, el horario establecido para las limitaciones de velocidad y aparcamiento será el mismo que el que se lleva aplicando desde el fin de semana. La limitación de velocidad a 70 km/hora se aplica a partir de las 6.00 de la mañana. La de aparcamiento, de 9.00 a 21.00 horas. Las medidas de restricción de la circulación se aplicarán a partir de las 6.30 y hasta las 21.00 horas.

Es previsible entonces un aluvión incesante de vehículos a partir de esa hora, las 21.00 horas del día 31, minutos antes de que la mayoría de los madrileños se sienten a la mesa para celebrar el último tramo de 2016, y después la llegada de Año Nuevo. 

Si ya de por sí coger taxis se convierte en una misión casi imposible durante las Navidades, no es muy difícil imaginar un escenario más que complicado el día de Nochevieja, al regir -eventualmente- el escenario 3 para el tráfico urbano.

Desde el Ayuntamiento madrileño  recomiendan en ese caso que los taxis que estén libres no circulen por la zona centro en esta situación, a excepción de los ecotaxis (de bajas emisiones) y eurotaxis (adaptados para personas con movilidad reducida). Es evidente que los pasajeros lo tendrían muy crudo a la hora de intentar desplazarse en este medio de transporte público antes de comer las uvas.

Otro factor importante a tener en cuenta ese día será el de la incertidumbre. Los distintos escenarios o su desactivación en materia de contaminación dependen de las previsiones meteorológicas (como quedó dicho) y de la evolución de los niveles dióxido de nitrógeno, que no se conocen con exactitud hasta las tardes o las noches de cada jornada, con lo que hay que estar muy atentos a las comunicaciones oficiales casi al límite de tomar decisiones.

El próximo día 31 será más que probable que miles de personas estén más pendientes de la página oficial del Ayuntamiento de Madrid o de su cuenta oficial de Twitter que de los preparativos para reuniones familiares o fiestas con amigos.

Hay algo aún peor... Si pese a todas estas medidas los índices de contaminación no descendieran, el viernes 30 -víspera de Nochevieja- no es alocado pensar que el Consistorio aplique el escenario 4. Y lo cierto es que la probabilidad de lluvia según los servicios meteorológicos es nula. Sería entonces cuando -tras tres días consecutivos de "alta contaminación"- las prohibiciones para los conductores llegarían a su máximo.

Por otra parte. el próximo fin de semana puede representar una 'injusticia' para los conductores que tengan matrículas terminadas en número par. La suerte puede no caer de su lado definitivamente si se tiene en cuenta que 31 y 1 son impares. Eso se traduce en que durante dos días la mitad de madrileños no podrán tocar el coche, mientras que los 'afortunados' de la matrícula impar sí podrán hacerlo.

Ahora en portada

Comentarios