Estrasburgo condena a España a indemnizar a un georgiano sin papeles expulsado

  • Estrasburgo (Francia).- El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó hoy a España a indemnizar con 5.000 euros al ciudadano georgiano Giorgi Gurguchiani, contra el que se había emprendido un proceso de expulsión tras ser detenido por intento de robo y estar en situación irregular en el país.

Estrasburgo condena a España a indemnizar a un georgiano sin papeles expulsado
Estrasburgo condena a España a indemnizar a un georgiano sin papeles expulsado

Estrasburgo (Francia).- El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó hoy a España a indemnizar con 5.000 euros al ciudadano georgiano Giorgi Gurguchiani, contra el que se había emprendido un proceso de expulsión tras ser detenido por intento de robo y estar en situación irregular en el país.

En la demanda que su abogado presentó en Estrasburgo en abril de 2006 se invocaron los artículos 6 (Derecho a un juicio justo) y 7 (No hay pena sin ley) del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

La defensa de Gurguchiani se quejó de que las autoridades españolas aplicaron a su cliente una reforma del Código Penal (el artículo 89, en vigor desde el 1 de octubre de 2003) que obligaba al juez a sustituir la pena de prisión impuesta por la expulsión "casi de manera automática".

La demanda también incidía en la ausencia de una vista que le hubiera permitido oponerse a la expulsión.

Estrasburgo estima en su fallo que al demandante "se le ha impuesto una pena más severa" que la que correspondía cuando fue reconocido culpable, en referencia a la expulsión automática con la prohibición de entrar en España en un plazo de 10 años, respecto a la primera pena de 18 meses de prisión.

Respecto a los 5.000 euros de indemnización, que tendrán que ser abonados en los próximos tres meses, el demandante solicitaba en su escrito 50.000 euros por daños morales más 6.000 euros por gastos.

La sentencia fue dictada por unanimidad por los jueces de la Sala Tercera del Tribunal. Sin embargo, la condena económica a la que habrá de hacer frente España fue aprobada por 4 votos contra 3.

Gurguchiani, nacido en 1975 y residente en Barcelona en el momento de los hechos, fue detenido por la Policía en esa ciudad en septiembre de 2002.

Tres semanas después, un juez le condenó a 18 meses de cárcel por robo en grado de tentativa en una vivienda habitada y ese mismo día quedó en libertad provisional.

En julio de 2003, la Dirección General de la Policía pidió al juez "la autorización para proceder a la expulsión" de Gurguchiani por una decisión de la Subdelegación del Gobierno en Barcelona, ya que era "residente ilegal en España".

El fiscal solicitó entonces que la pena de prisión fuera sustituida por la expulsión y prohibición de entrada en España durante 4 años. El demandante se opuso y el juez desestimó la expulsión teniendo en cuenta la certificación censal que aportó el demandante, y mantuvo la pena de prisión.

La Fiscalía recurrió, y la Audiencia Provincial de Barcelona ordenó la expulsión de Gurguchiani en abril de 2004 y la prohibición de entrada por un plazo de 10 años, según la nueva redacción del artículo 89 del Código Penal.

El demandante acudió en amparo ante el Tribunal Constitucional, que rechazó el recurso en octubre de 2005, al estimar que la Audiencia Provincial de Barcelona "no había aplicado de manera retroactiva una ley penal desfavorable" y considerar que la vista en segunda instancia "no era aplicable".

Mostrar comentarios