Jueves, 20.02.2020 - 03:59 h
Declara por los trabajos del comisario jubilado

El exDao Eugenio Pino dice que Rajoy ordenó que no se tratara mal a Villarejo

El exjefe policial afirma ante el juez que le contactó el entonces ministro Fernández Díaz y dice además que Villarejo se reunió con Jordi Pujol.

El excomisario Eugenio Pino llega a la Audiencia Nacional para declarar
El excomisario Eugenio Pino está imputado por el espionaje a Bárcenas. / EP .

El exnúmero dos de la Policía Nacional Eugenio Pino ha involucrado al Gobierno de Mariano Rajoy en el caso Tándem, relativo a los encargos de espionaje de José Manuel Villarejo. En su declaración ante el magistrado Manuel García Castellón, el mando policial ha asegurado que le contactó el exministro Jorge Fernández Díaz por orden del entonces presidente Mariano Rajoy para pedirle que no tratara mal al comisario ahora jubilado, según confirman fuentes jurídicas presentes en la declaración. 

El magistrado llamó a declarar a Pino -que está imputado en la pieza relativa al espionaje con fondos reservados a Luis Bárcenas- para que ratificara el contenido de la carta que firmó en enero de 2018 respaldando las actividades del comisario jubilado. En la misma, el que fuera director general adjunto de la Policía entre los años 2012 y 2016 aseguró que Villarjeo realizó "significativos informes de inteligencia" y que actuó con total "regularidad y eficacia", de acuerdo con el contenido de la misiva a la que tuvo acceso este diario. No obstante, en sede judicial se ha desvinculado parcialmente de lo firmado hace ahora dos años asegurando que no tenía conocimiento de casi la totalidad de sus encargos privados.

Es más, según las fuentes consultadas, Pino ha asegurado en su interrogatorio, que se ha alargado poco más de una hora y media, que el propio Villarejo le comunicó a Rajoy que no estaba recibiendo buen trato dentro del cuerpo de la Policía Nacional, lo que provocó que el entonces ministro del Interior le llamara para trasladarle las quejas. Ello ha suscitado la rápida reacción del magistrado García Castellón que le ha preguntado si el exministro popular ratificaría estos hechos en sede judicial, a lo que Pino ha respondido que si es fiel a la verdad, mantendrá su misma versión. 

No era tan ejemplar

Su carta fue aportada a la causa el pasado mes de septiembre a petición del empresario Adrián de la Joya tal y como adelantó este diario. La misiva, que se entregó junto con la de los también exjefes policiales Agustín Linares (1986-1994) y Pedro Díaz-Pintado (1996-2004), venía a respaldar los negocios de Villarejo que ahora investiga la Audiencia Nacional por haberse valido para ellos de medios oficiales de la Policía Nacional. Los exmandos policiales aseguraron además que la Policía sabía de estos encargos y que hasta se valió de los mismos para sus pesquisas, sin embargo en sede judicial no han sido tan claros y se han intentado desligar lo máximo posible de estas cartas.

En lo que respecta a Pino, el mando ha precisado que Villarejo no fue tan ejemplar en su trabajo dentro de la Policía puesto que se saltó las cadenas de mando en numerosas ocasiones. También se ha desligado de todos sus trabajos realizados desde Cenyt asegurando que desconocía la mayoría de estos asuntos y que la Policía Nacional nunca autorizó el uso de empresas encubiertas. No obstante, sí que ha confesado que sabía que Villarejo tenía un negocio paralelo al que recurrieron clientes de la talla del BBVA, Iberdrola, Repsol, Caixabank, la constructora San José o Grupo Planeta, entre otros. 

Cartas DAO Policía
Las tres cartas aportadas a la causa el pasado mes de septiembre. 

Reuniones con Pujol y De la Rosa

Igualmente ha expuesto que Villarejo se llegó a reunir con el expresidente catalán Jordi Pujol y con el financiero Javier de la Rosa y que se enteró de estos encuentros por otros mandos pese a ser él el máximo jefe policial. Con todo, no es la primera vez que sale a relucir en esta macrocausa la conocida como 'operación Cataluña'. Tanto es así que el propio exlíder de CIU pidió personarse en el procedimiento en calidad de víctima de las actividades de la conocida como 'policía patriótica', la cual también está implicada en el famoso caso del 'pendrive' por el que se sentarán en el banquillo Eugenio Pino y su subordinado, el inspector jefe Bonifacio Díez Sevillano, el próximo mes de junio. 

Pino, que solo ha respondido a las preguntas del magistrado instructor, la Fiscalía Anticorrupción y a su defensa, ha explicado en sede judicial que las actividades paralelas de Villarejo le llevaron a pedir su cese en la Policía Nacional puesto que él no tenía competencias para gestionar este trámite. Al respecto, el magistrado instructor le ha reprochado que no conociera las actividades del agente encubierto pese a ser "dios en el Olimpo", en referencia a su cargo como máximo jefe policial. Con todo, en su misiva, Pino aseguró que "con ocasión de ser revelada públicamente su identidad y su doble condición, el ministro del Interior ordenó una investigación interna sobre la actividad empresarial" de Villarejo y que "concluyó positivamente" para él.  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING