Viernes, 19.07.2019 - 14:56 h
Fortalecer la Industria europea de Defensa

España y Portugal defienden la industria europea de defensa en respuesta a EEUU

Responsables de política de Defensa de Europa han recordado que el vínculo transatlántico no es exclusivo y han puesto en valor sus actuaciones

La industria española pide "claridad y celeridad" sobre el plan de acción para crear la Europa de la Defensa
La industria española pide "claridad y celeridad" sobre el plan de acción para crear la Europa de la Defensa / EUROPA PRESS

España y Portugal han reivindicado las acciones de Europa en política de Defensa ante las reticencias del presidente de EEUU, Donald Trump. El debate surge en un momento donde el riesgo de los ataques cibernéticos y la guerra híbrida para la seguridad internacional aún esta por determinar, por lo que los instrumentos de cooperación entre la OTAN y  la UE son cada vez más necesarios. 

Elena Gómez de Castro, directora general de Política de Defensa ha recordado este martes durante el foro sobre el futuro de la OTAN organizado por el Real Instituto Elcano, que aunque el vínculo transatlántico es también industrial, no se trata de algo exclusivo ni excluyente: “Se va a seguir trabajando con Estados Unidos, pero Europa también necesita seguir desarrollando su industria de defensa”, según ha informado de Europa Press.

Frente a las insinuaciones de EEUU, Gómez de Castro ha recordado que Europa ya ha producido “capacidades propias”, en referencia a los helicópteros MH90 o el avión A400M. Gómez ha indicado que ahora “se trata de establecer incentivos para lograr que el presupuesto comunitario dé también financiación a la industria de defensa”. Una industria que es capaz de generar muchos empleos y asegurar la competitividad.

Junto a las amenazas tradicionales a las que la OTAN hace frente, entre las que se incluye el terrorismo, los responsables han destacado el reto de la ciberseguridad y la guerra híbrida. Este último ha sido calificado como "uno de los temas que más preocupan a la OTAN" y en el que la organización ya está trabajando en medidas de asistencia a países que puedan ser susceptibles de sufrirla. Todos han coincidido en que estos riesgos aumentan la necesidad de reforzar la industria y desarrollar una política de Defensa más efectiva y transversal.

El embajador español ante la OTAN, Miguel Fernández-Palacios, ha detallado que España tiene el compromiso de aumentar el gasto en defensa desde el 0,93 por ciento del PIB actual, esto es unos 11.000 millones de euros, al 1,53 por ciento en 2024 lo que supondría 21.000 millones. También ha recordado que España contribuye por encima de lo que le correspondería a las operaciones de la Alianza.

Más tajante ha sido su homólogo portugués, Nuno Pinheiro Torres: "No creo que haya necesidad de cambiar lo que estamos haciendo, estamos haciendo lo necesario para reforzar ciertas capacidades". No obstante, ha admitido que tal vez las circunstancias requieran explicar más detalladamente porque "todos los procedimientos van en favor del vínculo trasatlántico". Por su parte, la vicesecretaria general adjunta de Diplomacia Pública de la OTAN Carmen Romero, ha asegurado que se trata de un tema exclusivamente comercial ya que "Estados Unidos está a favor de una Europa más fuerte que garantice que la industria de armamento estadounidense pueda seguir siendo competitiva en el mercado europeo".

Gómez de Castro, por su parte, ha rechazado la idea de un exceso de opacidad europea porque, como ha recordado "a diferencia de lo que sucede en la OTAN, en la UE casi todos los documentos son públicos". En consecuencia, la cuestión no es la falta de información y ha resuelto que confía en que la "transparencia" de la UE acabe por facilitar la relación.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios