Domingo, 15.09.2019 - 13:00 h
En prisión desde el 22 de diciembre

La familia del asesino de Laura Luelmo no cree que pueda reinsertarse de nuevo

"Dos veces ya..., es muy difícil. El tiempo que ha estado en la cárcel y no se ha rehabilitado...Es dificil que pueda hacerlo", afirma su hermano.

Bernardo Montoya confiesa ser el autor del crimen de Laura Luelmo
Bernardo Montoya confesó asesinar a Laura Luelmo.   / Ep

La familia del asesino confeso de Laura Luelmo no confía en que Bernardo Montoya pueda reinsertarse en la sociedad después de dos asesinatos en su ya conocida trayectoria criminal. "Dos veces ya..., es muy difícil. El tiempo que ha estado en la cárcel y no se ha rehabilitado..., una vez que salga puede volver a hacerlo".

Bernardo Montoya se encuentra interno en la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), tras su ingreso la madrugada del día 22 de diciembre en el módulo de enfermería del centro penitenciario de Huelva con un interno de apoyo para reforzar su vigilancia. No obstante, dada la entidad del delito investigado en el caso, se ha considerado oportuno su traslado de la provincia de Huelva.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valverde del Camino decretó ese sábado 22 a las tres de la madrugada el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para Bernardo Montoya. La jueza lo investiga, por el momento, por los delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual.

El programa de Antena 3 Espejo Público ha entrevistado en exclusiva a un hermano de Montoya tras la aparición de unas polémicas imágenes en las que se puede ver a la familia celebrando de manera distendida la Nochevieja. El hermano de Montoya aseguró al espacio dirigido por Susana Griso que los que aparecen en las imágenes no son ellos. Y añadió que las pasadas fiestas fueron muy duras. "Nunca pensé que volvería a hacer lo que ha hecho".

Preguntado sobre la citación judicial a su padre y a sus hermanas para declarar sobre el asesinato de Laura Luelmo, el hermano de Montoya declaró que su familia no está preocupada. "Tenemos la conciencia tranquila". Además explica que desde que Bernardo está en prisión no han tenido contacto con él. "Le llevamos ropa para que tuviera una muda pero no entramos a verlo, entregamos la ropa y nos vinimos".

La familia tampoco habla por teléfono con Bernardo porque le hace falta un contrato de teléfono y no puede llamar porque no lo tiene: "No le estamos ayudando económicamente", confesó.

Ahora en Portada 

Comentarios