Feijóo dice PGE "no le gustan a nadie", pero son "realistas y responsables"

  • El presidente de Galicia y candidato a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, ha afirmado hoy que los Presupuestos Generales del Estado para 2013 "no le gustan a nadie, ni siquiera al que los ha hecho" pero, ha dicho, son unas cuentas "responsables y realistas" de acuerdo con la situación de España.

Madrid, 1 oct.- El presidente de Galicia y candidato a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, ha afirmado hoy que los Presupuestos Generales del Estado para 2013 "no le gustan a nadie, ni siquiera al que los ha hecho" pero, ha dicho, son unas cuentas "responsables y realistas" de acuerdo con la situación de España.

Feijóo ha hecho estas declaraciones durante el turno de preguntas en el Fórum Europa al ser cuestionado por las palabras de otros presidentes autonómicos del PP en contra de los presupuestos.

El presidente valenciano, Alberto Fabra, afirmó ayer que los presupuestos son "muy austeros, serios y responsables", aunque no le "gustan" porque para la comunidad querría "más", en tanto que el mandatario balear, José Ramón Bauzá, dijo que son "absolutamente injustos" para los intereses de su región.

También la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, señaló que "presionará" para que mejore la inversión que llegue a la comunidad desde el Estado, ya que esperaba que las partidas que incluyen los presupuestos para esta autonomía fuesen mejores.

Hoy Feijóo ha dicho que las cuentas para 2013 "no le gustan a nadie, ni siquiera al que los ha hecho" pero ha apostillado: "No podemos pensar que el que hace un presupuesto no sabe exactamente cuál es la situación del país".

"Por eso se ha hecho un presupuesto responsable, realista, intentando priorizar lo gastos inaplazables, como son las pensiones, el pago de intereses de la deuda y los servicios públicos esenciales", ha subrayado el presidente gallego.

Ha dicho comprender que a los presidentes autonómicos les gustaría "tener más inversión", pero ha señalado que "al primero" que le gustaría es al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, "y después a todos los ministros que conforman el gabinete".

"Pero por fin tenemos un presupuesto que no miente en los ingresos y que se enfrenta a los principales problemas del país con rigor y seriedad", ha añadido, antes de justificar que las cuentas para 2013 son así debido a que el presupuesto arroja una cifra de 39.000 millones de deuda.

Mostrar comentarios