Fernández díaz, al portavoz de interior del psoe: “tengo cosas más importantes que hacer que espiarle a usted”


El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, negó hoy haber mandado vigilar y fotografiar al portavoz de Interior del PSOE en el Congreso, Antonio Trevín, cuando se reunía en una cafetería con los comisarios de la Policía Nacional Telesforo Rubio y Manuel Santano.
“Tengo cosas más importantes que seguirle y espiarle a usted”, dijo el ministro este miércoles en el pleno de la Cámara Baja, donde fue preguntado al respecto por el propio Trevín, quien pidió la restitución en sus puestos de los comisarios cesados y denunció que se le ha seguido como se hacía durante el franquismo.
Fernández Díaz se refirió a esta cuestión al responder a tres preguntas en las que el PSOE aludió al hecho de que el diario ‘La Razón’ publicase el pasado 12 de junio fotografías de un encuentro en una cafetería entre Trevín y los comisarios Rubio y Santano. Esto dio lugar a que estos funcionarios fueran cesaron de sus puestos en el Consejo Asesor de la Policía.
Este episodio fue abordado en las preguntas que al ministro hicieron el propio Trevín, así como los también diputados socialistas Guadalupe Martín y Felipe Sicilia, que acusaron al ministro de “espiar” a los miembros del primer partido de la oposición.
“ABSOLUTAMENTE FALSO”
A este respecto, el ministro sostuvo que es “radical y absolutamente falso” que su departamento espíe a los diputados socialistas . “El Ministerio del Interior no tiene nada que ver con esas fotografías y su difusión”, aseguró Fernández Díaz, quien añadió que se enteró de esta cuestión “viendo la portada del periódico que publicó esa información”.
Además, el ministro sostuvo que se mantendrá el cese de los comisarios Rubio y Santano, puesto que se pueden reunir con quien quieran, “pero de forma adecuada”. Añadió que la normativa policial obliga a la “imparcialidad política” de sus funcionarios y rechazó las “acusaciones indignas” que le realizó Trevín.
Por su parte, el portavoz de Interior de los socialistas acusó al ministro de haber puesto en marcha una “Policía política” tras el estallido de asuntos de corrupción como el ‘caso Gürtel”. Asimismo, sostuvo que Fernández Díaz se ha convertido en el “jefe de los guardias del PP” y destina recursos de su departamento para su “camarilla político-policial”.
Además, comparó el hecho de que se le fotografiase tomando un café con los comisarios Rubio y Santano con lo que hacía la Brigada Político Social durante el franquismo, “se reservaba una parte de la Policía para vigilar a la oposición, con quién hablaban, con quién tomaban café y hasta con quién dormían”.
Trevín añadió que, en una democracia, los diputados deben poder reunirse con quien quieran para hacer su trabajo y pidió que los comisarios cesados sean repuestos en sus cargos. A su vez, el diputado Silicia, que es policía de profesión, preguntó “desde cuando se cesa por tomar un café”.

Mostrar comentarios