Fiscal jefe de Cataluña se despide defendiendo la profesionalidad de fiscalía

  • El fiscal jefe de Cataluña, Martín Rodríguez Sol, se ha despedido hoy de su cargo defendiendo la imparcialidad y profesionalidad de la fiscalía, ante las quejas de CiU de que es víctima de una "guerra sucia institucional" porque Alicia Sánchez-Camacho (PP) tiene un "fiscal de confianza".

Barcelona, 28 jun.- El fiscal jefe de Cataluña, Martín Rodríguez Sol, se ha despedido hoy de su cargo defendiendo la imparcialidad y profesionalidad de la fiscalía, ante las quejas de CiU de que es víctima de una "guerra sucia institucional" porque Alicia Sánchez-Camacho (PP) tiene un "fiscal de confianza".

Rodríguez Sol, que hoy dejará de ejercer como fiscal jefe de Cataluña, se ha referido implícitamente a las quejas de CiU y ha asegurado que los fiscales de Cataluña y de Barcelona actúan siempre de acuerdo con la ley, con criterios profesionales y con el conocimiento de sus superiores.

Con sus palabras, Rodríguez Sol se ha alineado con la Fiscalía de Barcelona, que en un inusual comunicado ha sostenido hoy que no puede aceptar que CiU haya cuestionado su imparcialidad y que la coalición le atribuya "de modo interesado y apenas encubierto" actuaciones contrarias al principio de legalidad, porque los fiscales actúan con "legalidad e imparcialidad" sin dar trato de favor a nadie.

CiU denunció ayer en un comunicado que algunos fragmentos de la grabación que hizo la agencia Método 3 de la conversación de Sánchez-Camacho con la expareja de Jordi Pujol Ferrusola confirman sus "sospechas" de que la federación es "víctima de una guerra sucia institucionalizada".

Por este motivo, CiU pidió que la líder del PP Catalán diera explicaciones sobre las "graves afirmaciones que se le atribuyen", en referencia a su comentario relativo a que cuenta con un "fiscal de confianza".

En una clara alusión a esta polémica, Rodríguez Sol ha defendido la "actuación profesional" de los fiscales de Cataluña y de Barcelona, ya que actúan "de acuerdo con la ley, con criterios profesionales y con conocimiento de sus superiores".

Dirigiéndose a los nuevos fiscales, Rodríguez Sol ha subrayado que los representantes del ministerio público se rigen por los criterios del cumplimiento de la legalidad, de la imparcialidad y de la unidad de actuación.

"Ser fiscal es algo más que cumplir la ley. Es cumplir la ley sabiendo que la ley está para defender los derechos de las personas", ha indicado Rodríguez Sol, que ha animado a los nuevos representantes del ministerio público a "descubrir a la persona que hay detrás de cada asunto".

"La fiscalía es un equipo, no lucha contra nadie", ha apostillado.

En su última intervención como fiscal jefe, Rodríguez Sol, que dimitió el 5 de marzo pasado después de que la Fiscalía General le abriera un expediente para relevarlo tras haber defendido en una entrevista la legitimidad de una consulta al pueblo catalán, dentro de un marco legal, ha aprovechado para agradecer el "apoyo y el afecto" recibido por sus compañeros.

"En un día como hoy toca hacer 'mutis por el foro', porque mientras aquí estamos tan contentos en Madrid se está cocinando a esta hora mi salida como fiscal superior", ha apuntado, ante la posibilidad de que hoy se oficialice su cese en la reunión del Consejo de Ministros.

Al medio centenar de nuevos fiscales, la mayoría de ellos mujeres y procedentes de fuera de Cataluña, Rodríguez Sol les ha explicado que esta comunidad es "generosa y singular", con una lengua propia, aspiraciones propias y derecho propio, y les ha animado a conocerla y defenderla.

Mostrar comentarios