Martes, 22.10.2019 - 19:41 h

Fiscal mantiene 15 años para miembro del GRAPO por poner bomba en ETT en Vigo

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha mantenido hoy su petición de 15 años de prisión por un delito de estragos terroristas para la miembro de los GRAPO Gema Belén Rodríguez Miguel, acusada de colocar un artefacto explosivo en una empresa de trabajo temporal (ETT) de Vigo en septiembre de 2000.

Madrid, 13 oct.- La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha mantenido hoy su petición de 15 años de prisión por un delito de estragos terroristas para la miembro de los GRAPO Gema Belén Rodríguez Miguel, acusada de colocar un artefacto explosivo en una empresa de trabajo temporal (ETT) de Vigo en septiembre de 2000.

En el juicio, que hoy ha quedado visto para sentencia, la fiscal Teresa Sandoval ha sostenido que el hecho de que la acusada haya reconocido su pertenencia a la banda terrorista GRAPO, así como su reconocimiento fotográfico por parte de un testigo son pruebas suficientes para enervar su presunción de inocencia.

"No cabe duda sobre la autoría de la acusada a pesar de que ella lo ha negado", ha dicho la representante del Ministerio Público, que además de la pena de cárcel reclama la prohibición de acercarse a Vigo durante diez años para Rodríguez Miguel.

Un policía ha declarado que en los documentos intervenidos a los tres exdirigentes de los GRAPO Fernando Silva Sande, Manuel Pérez Martínez, "camarada Arenas", y Victoria Gómez, detenidos en París en noviembre de 2000, se aludía a este atentado y se establecía una "correspondencia" de identidades entre la acusada y el alias de "Lucía", que aparecía como autora del atentado.

Por su parte, la defensa de Gema Belén Rodríguez Miguel ha negado que las pruebas practicadas sean suficientes para declarar culpable del atentado a su patrocinada y ha tachado de "conjetura" la correspondencia entre el nombre y el supuesto alias de la acusada.

La Fiscalía sostiene que, sobre las siete de la tarde del 26 de septiembre de 2000, Rodríguez Miguel, que portaba mochila y bolso negros, acudió a la empresa de trabajo temporal "Ader Recursos humanos S.A." de Vigo simulando estar interesada en los requisitos laborales para apuntar a una supuesta hermana.

Después pidió ir al baño, donde colocó un artefacto explosivo de fabricación casera -compuesto aproximadamente de un kilogramo de explosivo "tipo termita" y de un "cilindro multiplicador de unos 50 gramos de pentrita"- que explotó en la madrugada del 27 de septiembre y causó dañados tasados en algo más de 36.000 euros.

El atentado fue reivindicado por los GRAPO en una llamada a dicha empresa y al periódico Faro de Vigo, así como en varios comunicados remitidos a los medios por parte de la banda terrorista.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios