Fiscal pide 8 y 12 años de cárcel por un crimen tras un "cruce de palabras"

  • La Fiscalía de Sevilla ha pedido condenas de 8 y 12 años de cárcel por homicidio para dos acusados de apuñalar a un hombre tras un "cruce hostil de palabras", de acuerdo con el veredicto de culpabilidad emitido por el jurado que vio el caso.

Sevilla, 1 may.- La Fiscalía de Sevilla ha pedido condenas de 8 y 12 años de cárcel por homicidio para dos acusados de apuñalar a un hombre tras un "cruce hostil de palabras", de acuerdo con el veredicto de culpabilidad emitido por el jurado que vio el caso.

En su veredicto, el jurado consideró a Juan José J.D. culpable de un delito de homicidio y a su acompañante Francisco V.S. autor del mismo delito en grado de tentativa, por lo que la Fiscalía solicitó para el primero 12 años de cárcel y 8 años para el segundo.

Los hechos ocurrieron entre las 00.15 y las 00.30 horas del 5 de agosto de 2012, cuando los dos acusados estaban cenando con otros familiares en la terraza de una pizzería de la calle Ingeniero Juan de la Cierva de Sevilla y el luego fallecido, Rafael P.A., de 30 años, pasó en bicicleta y "tuvieron un cruce hostil de palabras".

Alrededor de la 00.40 horas, Rafael pasó de nuevo en un coche que le había dejado un amigo, se paró frente a ellos y, sin bajarse, les gritó "una serie de improperios", según el relato de hechos probados.

Entonces los acusados cogieron los cuchillos de sierra con los que estaban cenando y se abalanzaron sobre Rafael, que no tuvo tiempo de cerrar la ventana, recibió una puñalada de cada uno de los procesados en las piernas y consiguió evadirse.

Sin embargo, cuando Rafael había conducido unos veinte metros detuvo el coche, se bajó y dijo a los acusados: "Mirad lo que me habéis hecho".

Juan José J.S. volvió a coger un cuchillo de la mesa, corrió hacia la víctima, que tuvo tiempo de meterse en el coche pero no de arrancar, y entonces el imputado introdujo medio cuerpo por la ventanilla y le agredió de nuevo con una puñalada que le alcanzó al corazón.

La víctima consiguió conducir unos metros pero segundos después se estrelló contra un coche y unos contenedores debido a que estaba mortalmente herido, pero llegó a bajarse del vehículo aunque inmediatamente cayó derrumbado.

La Fiscalía precisó en su calificación definitiva de los hechos que Rafael era consumidor habitual de estupefacientes y ese día había tomado cocaína y morfina, entre otros, lo que explica su "extraña conducta" durante los hechos y que, tras ser letalmente apuñalado, pudiera iniciar la conducción e incluso salir del coche.

Junto a las penas de cárcel, la Fiscalía ha pedido que Juan José J.S. indemnice en 112.000 euros a la pareja del fallecido, en 47.000 a cada una de sus cuatro hijas y en 9.500 euros a cada uno de sus padres.

Mostrar comentarios