Lunes, 12.11.2018 - 19:39 h
Ahora se contempla un delito de odio

La Fiscalía estudia llevar al francotirador de Sánchez a la Audiencia por terrorismo

Los fiscales están esperando a tener más datos de la instrucción para analizar el delito que se le puede imputar y actuar en consecuencia.

Armas del francotirador que pretendía atentar contra Sánchez
Armas del francotirador que pretendía atentar contra Sánchez / EFE

La Fiscalía de Terrassa (Barcelona) esperará a que avance la instrucción de la causa en el Juzgado de Instrucción 3 de la ciudad contra el tirador detenido por presuntamente querer matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes de decidir si le atribuye un delito de terrorismo y pide al juzgado de instrucción que se inhiba para llevar el caso a la Audiencia Nacional.

Fuentes fiscales han explicado que en el momento de la detención se hizo una consulta informal con el juez de guardia de la Audiencia Nacional y con los fiscales de guardia, aunque en ningún momento se trasladó el caso allí. Pero a la vista de los hechos y cuando se conozcan más datos a partir de la instrucción del caso, ahora no se descarta que el tema pase a ser juzgado en al Audiencia. 

El caso lo lleva actualmente la fiscal especializada en odio de Terrassa bajo la supervisión del Servicio especializado en delitos de odio de la Fiscalía Provincial de Barcelona, y esperarán a que avance la instrucción antes de determinar la calificación de los hechos, que ahora se investigan por delitos de conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, delito de amenazas graves, delito de tenencia ilícita y depósito de armas, municiones y explosivos y un delito de odio.

No obstante, fuentes jurídicas consultadas han advertido que en la calificación del caso hay que tener en cuenta que puede pasar de ser un mero delito de odio a considerarse un supuesto delito de terrorismo, al centrarse las amenazas en la persona del presidente del Gobierno. 

Nueva citación

Así, se prevé que se vuelva a citar a Manuel M.S., de 63 años, que fue detenido por los Mossos d'Esquadra el 19 de septiembre tras manifestar en numerosas ocasiones que quería matar a Pedro Sánchez en un chat privado de Whatsapp y encontrársele un arsenal de 16 armas de fuego en casa.

También comparecerá en el juzgado la denunciante, una coordinadora local de Vox en Terrassa que alertó a la policía ante las manifestaciones del detenido, tirador experto y vigilante de seguridad, que pedía ayuda logística para perpetrar su ataque.

Asimismo, están pendientes de realizar varias pruebas periciales que la Fiscalía considera necesarias antes de tomar una decisión: como el análisis de las armas incautadas en el domicilio del hombre y el vaciado de sus conversaciones de Whatsapp.

La defensa del detenido ha pedido su puesta en libertad por entender que no ha cometido ninguno de los delitos que se le achacan, si bien su solicitud ha sido rechazada por la Audiencia Provincial de Barcelona. 

Ahora en Portada 

Comentarios