Miércoles, 18.09.2019 - 01:35 h
Se trata de clorito de sodio

Fiscalía investiga la venta de MMS, un fármaco que no cura y es peligroso

Fue retirado en el año 2010 por la Agencia Española del Medicamento dado que sus supuestas virtudes "carecen totalmente de base científica".

Antibióticos. Fármacos. Blíster. Pastillas.
Las actuaciones se iniciaron a raíz de una denuncia / EP

La Fiscalía General del Estado ha abierto diligencias de investigación sobre la venta en internet de clorito de sodio, un fármaco sin propiedades curativas y peligroso para los usuarios que se comercializa bajo las siglas MMS y que ya fue retirado en el año 2010 por la Agencia Española del Medicamento dado que sus supuestas virtudes para tratar determinadas patologías "carecen totalmente de base científica".

Según ha informado este miércoles la Fiscalía, las actuaciones se iniciaron a raíz de una denuncia presentada por el Secretario General de Sanidad y Consumo el 24 de noviembre de 2018 y a resultas de las pesquisas, se han abierto diligencias de investigación penal para determinar el lugar desde el que se está publicitando y comercializando el producto por si los hechos pudieran constituir delitos contra la salud pública.

Además de otras actuaciones, la Fiscalía encargó a la Guardia Civil un informe sobre este asunto que constata "la efectiva publicitación y actividad de intermediación a través de la red, en distintos medios y formas, del producto MMS a través de una diversidad de contenidos, algunos de los cuales ensalzan las supuestas ventajas de la utilización de este producto en orden a la curación de determinadas patologías, otros informan acerca los protocolos para su utilización e incluso, en otros casos, se ofrece directamente a la venta".

El informe pone de manifiesto que a través de un blog "se difunde información acerca del producto MMS", al tiempo que "soluciona cuestiones que plantean los usuarios y facilita enlaces a distintas redes sociales y páginas web donde se puede ampliar la información sobre dicho producto o sobre la forma de prepararlo o utilizarlo e, incluso, donde es posible adquirirlo en pequeñas cantidades".

Desde el ministerio de Sanidad ya alertaron de que cuando se consume siguiendo sus instrucciones, produce efectos adversos que pueden ser graves. El clorito de sodio, en solución acuosa y cuando se administra en las condiciones indicadas, se transforma en ácido cloroso que se degrada a dióxido de cloro. Todas estas sustancias tienen una acción oxidante fuerte, y su consumo directo en esas condiciones puede producir dolor abdominal, nauseas, vómitos, diarrea, intoxicaciones, fallo renal y metahemoglobinemia. 

La investigación está a cargo de la Unidad Central de Criminalidad Informática de la Fiscalía General del Estado, dirigida por la Fiscal Elvira Tejada, quien ha acordado remitir copia a las Fiscalías Provinciales de Lleida, Madrid, Castellón y Santa Cruz de Tenerife para que abran diligencias, continúen la práctica de prueba y se incoe expediente de seguimiento a afectos de necesitar coordinación entre los distintos organismos.

Ahora en Portada 

Comentarios