Miércoles, 23.01.2019 - 05:03 h
Pide al jefe de los Mossos un informe sobre las actuaciones

La Fiscalía investiga la pasividad de los Mossos ante el corte de peajes de los CDR

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha replicado al Gobierno que los agentes no incurrieron en "inacción" durante los cortes en autopistas.

Los CDR cortan la autovía AP-7 cerca de Hospitalet de Infant en la provincia de
Los CDR cortan la autovía AP-7 cerca de Hospitalet de Infant/EP

La Fiscalía ha abierto diligencias de investigación de cara a esclarecer la presunta pasividad de los Mossos d'Esquadra tras los cortes de carretera que llevaron a cabo miembros de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) en determinados tramos de la autovía AP-7 durante el Puente de la Constitución.

El fiscal superior de Justicia de Cataluña, Francisco Bañeres, expone en un escrito que, el comportamiento de los Mossos en los disturbios que se produjeron en determinados tramos de esta carretera los días sábado 8 y domingo 9, "no se dedicó a disuadir a los concentrados de su conducta" ni tampoco a emplear la fuerza "imprescindible y proporcional" para restablecer el orden jurídico, en caso de que ésta hubiera sido necesaria.

La pasividad del cuerpo autonómico policial provocó una "permanencia injustificada" en la lesión de los derechos de todos los viajeros que hicieron uso de la Autopista del Mediterráneo así como una "multiplicación del quebranto" de la empresa concesionaria, de acuerdo con el escrito que relata que lo ocurrido dichos días a la altura de L'Ampolla (Tarragona) fue una "invasión" que se prolongó desde las 7.00 horas hasta las 22.00 de la noche.

Por eso, da un plazo de diez días al jefe de los Mossos, Miquel Esquius, para que redacte un informe en el que se detallen todas las actuaciones que el cuerpo policial autonómico llevó a cabo durante los disturbios y que recoja, además, los nombres y apellidos de los responsables de las operaciones, así como de las órdenes que se dieron desde la cúpula durante el desarrollo de los incidentes. 

De acuerdo con su relato de los hechos, el sábado 8 el grupo de miembros de los CDR se congregaron en los puntos de peaje y lanzaron neumáticos, ramas y otros objetos para impedir la circulación del tráfico. Un día después los grupos se dispersaron por otras localidades catalanas como Martorell, La Roca y Gerona, y levantaron las barreras existentes permitiendo a los viajeros pasar los peajes sin tener que abonarlos. 

Carta del Gobierno a la Generalitat

Las diligencias de la Fiscalía vienen a sumarse a las advertencias hechas este mismo lunes por el Gobierno de Sánchez al Govern de Quim Torra después de que éste, además, apelara a la 'vía eslovena' como alternativa al diálogo constitucional de cara a conseguir la independencia de Cataluña. En concreto, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, advirtió por carta de que las Fuerzas de Seguridad intervendrán si así lo exige la situación. 

De hecho, el titular de esta cartera ha confirmado en entrevista radiofónica que el Gobierno está preparado en caso de que haya que actuar por la vía jurídica, como lo ha hecho ahora la Fiscalía Superior de Justicia de Cataluña, aunque ha vuelto a apelar al "consenso y al diálogo" entre las partes.

Por su parte, la Generalitat ha replicado al Gobierno que los Mossos d'Esquadra actúan siempre por criterios "estrictamente profesionales" y que no incurrieron en "inacción" durante los cortes en autopistas por parte de los CDR, ante los que aplicaron los mismos protocolos que durante la etapa del 155. Así lo ha sostenido el conseller de Interior, Miquel Buch, en una carta en la que responde a la enviada previamente por Grande-Marlaska.

Buch ha asegurado que los Mossos "garantizaron en todo momento la seguridad ciudadana", y ha defendido que actuaron con el equilibrio necesario entre el ejercicio de los libres derechos y libertades y el respeto a los derechos de reunión y manifestación y la libertad de expresión. El conseller ha afirmado que "se evitó que se generara ninguna alteración que se pudiera considerar como grave o de riesgo para la seguridad vial" ni para la libertad de desplazamiento.

Además, ha subrayado que "no se disponía de información contrastada previa" de las acciones de los CDR y ha resaltado la labor de la Unidad de Mediación de la Policía de la Generalitat que, según él, tuvo una línea de comunicación constante con los concentrados para disuadirlos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios