Lunes, 16.09.2019 - 08:00 h
En su escrito de conclusiones definitivas

La Fiscalía mantiene la rebelión en el procés: "Fue claramente insurreccional"

Conserva las mismas penas de cárcel para los doce acusados y concluye que supuso un "enorme riesgo" para la estabilidad económica del país

Guardia Civil: el clima del procés pasó a ser "insurrecional" el 20 de septiembre
Imagen del tribunal que integran los magistrados de la Sala de lo Penal. / EFE.

La Fiscalía del Tribunal Supremo mantiene su acusación inicial de rebelión contra nueve de los doce líderes independentistas en el juicio del 'procés'. Con motivo de la recta final del procedimiento, el Ministerio Público ha presentado su escrito de conclusiones definitivas en el que mantiene las mismas penas de prisión para los acusados siendo las más altas las que impone al expresidente de la Generalitat Oriol Junqueras (25 años) así como a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart y a Carme Forcadell (17 años). "La situación fue claramente insurreccional", añade el escrito presentado.

La Fiscalía del alto tribunal pide que se aplique el artículo 36.2 del Código Penal que determina que, en caso de que los líderes independentistas sean condenados a una pena superior a los cinco años de prisión, no obtengan el tercer grado hasta que no cumplan la mitad de la pena impuesta. Esta es una de las pocas modificaciones que incluye el Ministerio Público en su escrito de conclusiones finales y que presenta una vez finalizada la fase dedicada a las periciales.

De este modo, los cuatro fiscales del alto tribunal al frente del procedimiento consideran culpables por rebelión a Oriol Junqueras, el diputado suspendido Jordi Sànchez; el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; la expresidenta del Parlament de Cataluña Carme Forcadell

además los exconsejeros Jordi Turull, Raül Romeva, Joaquim Forn y Josep Rull, Dolors Bassa, para los que pide 16 años de prisión. En el caso de Carles Mundó, Meritxell Borrás y Santi Vila, mantiene su petición de siete años de prisión por malversación de caudales públicos y delito continuado de desobediencia grave.

Tras 49 sesiones de juicio, la Fiscalía sostiene que los hechos relacionados con los incidentes del 20 y 21 de septiembre de 2017 en la Consejería de Economía de Barcelona así como la celebración del referéndum ilegal del 1-O y la declaración de independencia son constitutivos del delito de rebelión tal y como recogió en su escrito de conclusiones provisionales del pasado mes de noviembre. Además, van más allá al añadir ahora que durante el período comprendido entre el 19 y 20 de Septiembre y el 27 de octubre, cuando tuvieron lugar estos hechos, "la situación fue claramente insurreccional". 

"A los aproximadamente 80 incidentes con enfrentamientos y hostilidades que se produjeron en los diferentes centros de votación frente a la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado el mismo día 1 de octubre, deben sumarse 47 actos de acoso en cuarteles de la Guardia Civil, 23 actos similares en comisarias de Policía y edificios públicos del Estado, 11 en alojamientos y hoteles de funcionarios policiales, 47 ataques a sedes del PSC, y los graves incidentes que se produjeron los días 19 y 20 de Septiembre", reza el escrito.

Puigdemont, preparado para declarar la independencia

Como ya hicieran en su anterior escrito, los fiscales Javier Zaragoza, Consuelo Madrigal, Fidel Cadena y Jaime Moreno recuerdan las reuniones que mantuvieron a finales de septiembre de 2017 los altos mandos de los Mossos (el mayor Trapero y los comisarios Ferrán Lopez y Juan Carlos Molinero) con Carles Puigdemont y Oriol Junqueras en la sede de la Generalitat en las que los primeros manifestaron su "preocupación" por la celebración del referéndum. Añaden los fiscales que se produjo un segundo encuentro el día 28 y en ella los mandos policiales volvieron a advertir de que esperaban una movilización de hasta dos millones de personas. Esa afluencia de gente unida a los incidentes ocurridos en la Consejería de Economía hacían "altamente probable que se produjeran situaciones violentas"

De este modo la Fiscalía incluye detalles de los encuentros celebrados en aquel momento y a los que se refirieron en sede judicial en calidad de testigos Trapero, el comisario Manel Castellví o el actual jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferrán López. De hecho, el escrito de la Fiscalía incorpora también parte del relato que contó este último ante el tribunal. En concreto, explica que, en el marco de dichas reuniones, el entonces presidente de la Generalitat manifestó a todos los presentes que si el 1 de octubre había violencia declararía la independencia.

"Ineficaz dispositivo de los Mossos"

En lo que respecta ya a la jornada de celebración del referéndum, el Ministerio Público apunta que el "ineficaz dispositivo" de los Mossos d’Esquadra fue determinante para que éste saliera adelante. Detallan que, lejos de cumplir con el mandato impuesto por el fallecido juez Antonio Ramírez Sunyer, entonces titular del Juzgado de Instrucción 13 de Cataluña, "optaron por sujetarse a las directrices de los responsables políticos de la Generalitat, poniendo a disposición de los mismos y de sus ilegales propósitos secesionistas todo el poder coactivo que representaba un cuerpo policial armado y muy numeroso en efectivos", añaden.

Con todo, recuerdan que la deriva soberanista también supuso un "enorme riesgo" para la estabilidad económica de toda España en el escrito que se presenta en la fase de los informes finales. El procedimiento, que arrancó el pasado 12 de febrero, se prolongará finalmente hasta el próximo 12 de junio cuando el juicio, uno de los más importantes de la democracia española, quede visto para sentencia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios