Domingo, 21.10.2018 - 04:21 h
Garantizarán que se cumplirán los derechos de los viajeros

Fomento pondrá inspectores para velar por los pasajeros en la huelga de Ryanair

Inspectores de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) vigilarán que los pasajeros afectados tienen bebida, comida e incluso alojamiento.

Ryanair amplía las cancelaciones de sus vuelos al reducir su calendario invernal
La huelga de Ryanair será entre el 25 y el 26 de julio/ Archivo

Los pasajeros afectados por la huelga de tripulantes de cabina de Ryanair de los días 25 y 26 de julio tienen derecho a compensaciones de hasta 600 euros, a asistencia y al transporte alternativo hasta su destino y los inspectores de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) velarán por que se cumpla.

Las cancelaciones de vuelos por una huelga del personal de la propia compañía no se consideran una circunstancia extraordinaria, por lo que la aerolínea está obligada a pagar compensaciones por la cancelación del vuelo si no ha avisado de la misma con, al menos, 15 días de antelación y que oscilan -en función de la distancia del vuelo cancelado- entre los 250 euros y los 600 euros. 

Además, en los distintos aeropuertos españoles habrá inspectores de AESA velando por que la aerolínea cumpla según lo establecido en el reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre retrasos, cancelaciones y denegaciones de embarque que protege los derechos de los pasajeros, según ha señalado el Ministerio de Fomento.

En suma a las compensaciones económicas, los pasajeros tienen derecho a información y derecho de asistencia, es decir, la aerolínea tiene que darles comida y bebida suficiente que pagará la propia compañía. También tienen derecho a realizar dos llamadas telefónicas o acceso al correo electrónico y, si fuese necesario, a una o más noches de alojamiento, así como al transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento.

En caso de cancelación, el pasajero tiene derecho a elegir entre el reembolso del billete o que la compañía le proporcione un transporte alternativo hasta el destino final lo más rápidamente posible. En caso de retrasos de dos o más horas en la salida del vuelo, los pasajeros tienen derecho a información y derecho a asistencia, aunque la demora está condicionada a una serie de límites temporales en función de la distancia del vuelo.

Si el pasajero considera que la compañía no ha respetado sus derechos, debe reclamar a la misma y, si no está de acuerdo con su respuesta, puede presentar una reclamación ante AESA, que analizará si hubo incumplimiento. Además, los pasajeros cuentan con el recurso de la vía judicial para solicitar una indemnización por daños y perjuicios y pueden ejecutarlo en cualquier momento del proceso.

La compañía busca un acuerdo y ve pequeño el impacto

La aerolínea sigue abierta a las demandas de los sindicatos, según ha afirmado su director general de Marketing, Kenny Jacobs. Del mismo modo, ha destacado que, hasta el momento, el impacto que han tenido las huelgas registradas en Europa ha sido "bastante pequeño".  Ryanair cree que se llegará a un entendimiento con las organizaciones de representantes de los trabajadores, ha señalado Jacobs, quien ha precisado que "probablemente" se necesiten más reuniones antes de llegar a un acuerdo como el que tienen otros países como el Reino Unido o Alemania, donde la compañía opera.

De este modo, el directivo ha resaltado que es necesario que los sindicatos reúnan todas sus demandas en un documento para que la aerolínea pueda tenerlo en consideración y sólo el hecho de sentarse a negociar será lo que finalmente permitirá que se llegue a un acuerdo. En cuanto al impacto económico de las huelgas que se están produciendo en Europa y el que podrá suponer la que arrancará este miércoles en España si no si no se llega a un entendimiento es "bastante pequeño" hasta la fecha, ha señalado el directivo, que no ha precisado una cifra económica.

Además, ha asegurado que todavía es "pronto" para determinar si se moverán vuelos a otras bases que no estén amenazadas por las huelgas de tripulantes de cabina, ya que la aerolínea cree que se llegará a un punto de encuentro con los sindicatos. No obstante, el directivo ha aclarado que, de no alcanzar finalmente un acuerdo, se producirán más reuniones con los sindicatos la semana que viene.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios