Martes, 23.07.2019 - 16:09 h
Crisis abierta tras la actuación judicial en Palma

Francia y Reino Unido suman condenas por forzar a periodistas a dar sus fuentes  

El sector muestra su apoyo masivo a los informadores del caso 'Cursach'. Tras dirigirse a Fiscalía y CGPJ, convoca una concentración ante el Supremo.

Periodistas de EP y Diario de Mallorca en la concentración por la libertad prens
Periodistas de EP y Diario de Mallorca en la concentración por la libertad prensa/EP

La actuación judicial con los periodistas de Palma de Mallorca que cubren el polémico caso 'Cursach' ha provocado una reacción sin precedentes entre compañeros de profesión y parte de la sociedad. Tanto es así, que la magnitud de lo ocurrido ha hecho que se ponga el foco en la Justicia europea, la cual, si sigue las líneas adoptadas en casos similares ocurridos en Francia o Reino Unido, acabaría fallando en defensa del secreto periodístico.

A la espera de conocer los detalles concretos de esta orden del juez -que investiga las diligencias bajo secreto de sumario- la incautación de teléfonos móviles y ordenadores de los informadores de Europa Press y Diario de Mallorca el pasado martes, ha provocado una condena unánime del gremio amparándose en el derecho a la libertad de información que recoge el artículo 20 de la Constitución.

Aunque se trata de un caso inédito en España, hay otros países del entorno que también lidiaron con situaciones similares y obligaron a periodistas de investigación a revelar quienes le suministraban la información. La respuesta del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en ambos casos fue rotunda: la protección de las fuentes es la piedra angular del periodismo y forma parte fundamental del ejercicio de libertad de información".

Así lo explica en conversación con este diario el director del área de Derechos Humanos del despacho Cremades&Calvo Sotelo, Juan Carlos Gutiérrez, que destaca que, según estos fallos, ni tan siquiera un juez está facultado para ordenar a un periodista a que revele su fuente ni tampoco a incautar material periodístico. Y todo ello pese a que el artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos no hace referencia expresa a la protección de la fuente periodística.

El jurista pone como ejemplo dos resoluciones de Estrasburgo. La primera, la dictada en junio de 2012 contra la Justicia francesa en la que se condenaba el registro y la incautación de material de periodistas de los diario L'Equipe y Le Point que destaparon un caso de dopaje en el equipo francés Cofidis. El experto recuerda que este fallo se refirió al abuso policial con la siguiente frase: "la protección de la fuente periodística es un debate de interés público y no se trata de un privilegio que tiene el periodista sino de un derecho que forma parte integral del derecho a la información".

El otro caso al que el socio del prestigio despacho hace mención es el que afecta al periodista británico William Goodwin, quien había sido multado con 5.000 libras por negarse a dar una información secreta en un asunto de corrupción relacionado con la empresa de informática Tetra. En palabras del experto, lo relevante aquí es que con la condena del TEDH a Reino Unido se sentó un precedente puesto que había orden judicial expresa de entregar la información que poseía.

"Nuestro secreto profesional, tu derecho a la información"

Los registros del martes provocaron una rápida reacción entre los periodistas del gremio. Tanto es así, que en apenas 24 horas ya se había presentado un escrito ante la fiscal general del Estado, María José Segarra, y otro en el CGPJ en el que no solo se denuncia esta "insólita actuación" sino que se advierte de que lo ocurrido sienta "un precedente gravísimo" en lo que respecta a la protección de las fuentes. El órgano de gobierno de jueces respondía horas después de recibir este documento que hay que reivindicar la libertad de prensa como un pilar clave en la sociedad democrática.

Además de todos los paros celebrados durante el día de ayer en la capital y otras muchas ciudades de España, se ha puesto en marcha una campaña en las redes sociales bajo el hashtag #ElSecretoNoSeToca y este mismo viernes se celebra a las 12.00 horas una concentración a las puertas del Tribunal Supremo bajo el lema "Nuestro secreto profesional, tu derecho a la información".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios