Martes, 15.10.2019 - 01:53 h
El 28 de octubre es el día D

Sánchez tropieza con el plan exhumación en plena campaña: Franco ya no da votos

El Gobierno trasladará los restos a escasos días del 10-N, pero los expertos demoscópicos concluyen que el PSOE no obtendrá réditos electorales.

Franco
Sánchez tropieza con el plan exhumación en precampaña: Franco ya no da votos / LI

Franco ya no da votos. Aunque la exhumación sea una decisión histórica en España, aunque vaya a provocar una sonora polémica y aunque todo ello se produzca a las puertas de unas elecciones generales. Es la conclusión a la que llegan diferentes expertos sociológicos y a la que han llegado incluso en el seno del PSOE. El traslado de los restos del dictador, si acaso, contribuirá a movilizar a votantes más ideologizados de izquierdas. Pero habrá ruido, eso sí, por el componente político que implicará esa imagen en el Valle de los Caídos.

La exhumación de Franco de la basílica ubicada a escasos kilómetros de San Lorenzo de El Escorial siempre ha sido una prioridad para Pedro Sánchez. Y se le ha atragantado varias veces. Primero fue por las acusaciones de plagio de su tesis, que alteraron los planes de Moncloa, y luego por la batalla judicial que la familia del dictador inició en el Tribunal Supremo. Por eso en este momento, cuando se puede ver ya el final de la travesía, en el PSOE celebran especialmente el poder haber superado todas las vicisitudes. Incluso el propio Sánchez destacó ante la Asamblea General de la ONU el hecho de que fuera a proceder al traslado de los restos.

El día marcado en rojo en Moncloa es el 28 de octubre. Por la mañana. Los trámites administrativos pendientes no van a obstruir la ejecución de una sentencia firme del Tribunal Supremo, que desde el Ejecutivo se ha insistido en realizar un lunes, por ser el día en el que no se abre al público la tumba; después de que se publique la sentencia del ‘proces’, prevista para el entorno del día 15 de este mes; y tal y como ha dicho Pedro Sánchez en todas las entrevistas que le han hecho, antes de que se inicie la campaña del 10-N. Es decir, el Gobierno prevé llegar al debate televisado a cinco del 4-N con Franco en el cementerio de El Pardo-Mingorrubio.

Al españolito medio poco le importa Franco. José Pablo Ferrándiz, investigador principal de Metroscopia, explica que la gente ya da el asunto por "amortizado". "Esta campaña se jugará en otro terreno y los votos se moverán por temas más potentes, como Cataluña y la economía". Los votantes, por tanto, ven la exhumación como un asunto que se viene arrastrando y no le otorgan, en su mayoría, un mayor interés. El PSOE, por tanto, tiene poco que rascar ahí, aunque el Gobierno en funciones llegue a montar una 'superproducción' con motivo de la apertura de la lápida y el traslado por carretera hacia Madrid.

José Ramón Lorente Ferrer coincide con Ferrándiz. Este sociólogo, responsable de los sondeos que publica La Razón (NC Report), afirma que la exhumación es un tema manido y que a tres de cada cuatro españoles no le interesa. "Según nuestros datos, apenas el 20% de los encuestados considera importante" que se vayan a sacar los restos del Valle de los Caídos. Cree que solo provocará la movilización de tres tipos de votantes, muy localizados: los descendientes de republicanos represaliados o asesinados por el franquismo, los de Unidas Podemos y los independentistas. Es decir, el PSOE podría llegar a provocar una movilización de votantes morados (más ideologizados) con su movimiento con Franco.

Francisco Camas, también de Metroscopia, ofrece datos aún más precisos sobre el franquismo en este artículo que publicó La Información. La firma especializada en estudios de opinión y voto preguntó la opinión de los españoles por este periodo, lo que podría implicar cierta movilización en unas elecciones. Y los resultados son llamativos. Así, ser una persona de izquierdas aumenta la probabilidad de tener una opinión negativa del franquismo: los votantes de Unidos Podemos predominan claramente las opiniones negativas (83%), siendo la equidistancia una perspectiva minoritaria (16%).

Opinión sobre el franquismo

Una clave se encuentra en la opinión que tienen los votantes del PSOE sobre la exhumación. Los socialistas aseguran que en los mítines de esta semana de Sánchez las palabras hacia el traslado de los restos han sido las más aplaudidas. Pero también son quienes se encuentran más divididos: la mitad expresa una opinión negativa (50%) y la otra mitad es en gran medida equidistante (45%) hacia esta época predemocrática, según datos de Metroscopia. En NC Report tienen la misma conclusión: en torno a la mitad de los votantes del PSOE considera que no le va a cambiar la vida por el traslado a El Pardo que el Gobierno va a ejecutar en apenas tres semanas.

Un dato a tener en cuenta tiene que ver con la familia directa. De acuerdo al análisis realizado por Metroscopia, la simpatía de padres y abuelos por uno u otro bando durante la Guerra Civil y el franquismo es una variable incluso más significativa que la edad para valorar de forma positiva o negativa lo que representó Franco en España. Conclusión: la exhumación no moverá grandes bolsas de voto ni en la izquierda ni en la derecha.

Otra cosa diferente son las consecuencias negativas que pueda tener para algunos entrar en el tema y meter la pata. Y aquí los sociólogos miran al PP y a las palabras de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso: "¿Qué será lo siguiente? ¿Las parroquias del barrio? ¿Arderán como en el 36?" Aunque haya sido apoyada por su presidente, Pablo Casado, estas declaraciones sí que podrían contribuir a desviar el foco de la campaña electoral más centrada que está preparando Génova. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios