Martes, 26.05.2020 - 12:47 h
Pide bilateralidad con todas las CCAA

García-Page se desmarca del pacto PSOE-ERC y rechaza la consulta en Cataluña

El político asegura que "lo que afecta al conjunto de España debe ser objeto de valoración y votación de todos los españoles".

Emiliano García-Page, encuentro con medios
García-Page se desmarca del pacto PSOE-ERC y rechaza la consulta en Cataluña. / JCCM

El secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha y presidente de la Comunidad Autónoma, Emiliano García-Page, ha emitido un comunicado pronunciándose tras el pacto alcanzado entre su partido y ERC para desbloquear la investidura de Pedro Sánchez en el que apela a que, en caso de haber bilateralidad entre el Estado y las comunidades autónomas, esta relación se ponga en marcha con las 17 autonomías y no solo la catalana, al tiempo que ha mostrado su rechazo a que haya consultas territoriales por separado "salvo las preceptivas reformas de estatutos de Autonomía previa votación por las Cortes Generales".

En el comunicado de prensa, recogido por Europa Press, García-Page insiste en reafirmar su "compromiso en defensa de los intereses" tanto de Castilla-La Mancha como de España: "Como presidente, siempre defenderé la igualdad de todos los castellanomanchegos y entre todos los españoles, no solo en lo concerniente a los derechos económicos y sociales sino también en los políticos", asegura el líder castellanomanchego, en la línea de lo argumentado en las últimas semanas.

Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha "se entiende que cualquier relación de bilateralidad que se quiera plantear tendrá que serlo con todas las comunidades autónomas por igual, y siempre desde la constancia de que el Gobierno de España representa al conjunto del país", asegura García-Page.

"Creo que el diálogo es la mejor manera de resolver conflictos y para que ese diálogo sea auténtico y eficaz debe incorporar también a todos los representantes del conjunto de los españoles", añade, ratificando "una vez más" lo que "siempre" ha defendido, como es que "lo que afecta al conjunto de España debe ser objeto de valoración y votación de todos los españoles". Así, insiste en que "no se pueden hacer consultas de territorios por separado, salvo las preceptivas reformas de Estatutos de Autonomía previa votación por las Cortes Generales".

Además, García-Page confía "en lo manifestado por el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, en sus declaraciones explicativas del acuerdo de investidura con ERC", en el sentido de que "cualquier diálogo estará siempre dentro del marco de la Constitución y que el derecho de autodeterminación no será objeto de negociación".

"La consulta no es un referéndum"

Tras las críticas por el acuerdo alcanzado con ERC, incluso desde su propio partido, el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha salido al paso negando que la consulta pactada en el acuerdo fuera "un referéndum de autodeterminación". En concreto, ha negado que la investidura de Pedro Sánchez gracias, entre otros apoyos, a ERC implique la previsión de organizar un referéndum sobre la independencia de Cataluña porque "una consulta no es un referéndum de autodeterminación".

En rueda de prensa en la sede del PSOE en Ferraz, Ábalos ha explicado que la consulta que pudiera organizarse en Cataluña para que la ciudadanía avalase las medidas que pudiese acordar la mesa de negociación sobre el "conflicto" catalán que crearán el Gobierno español y el Govern catalán deberá respetar el "ordenamiento jurídico vigente" en ese momento. Ese matiz es importante porque no ha descartado que en algún momento pueda modificarse la normativa.

"La política es algo dinámico", "no es un corsé", ha defendido Ábalos, que ha aclarado que el PSOE mantiene su postura de defensa del mantenimiento de la integridad territorial de Estado y su posición contraria a una consulta sobre la independencia de Cataluña. "No apoyamos una consulta sobre la independencia", ha zanjado.

El 'número tres' del PSOE, que formó parte de la delegación negociadora con ERC, ha explicado también que el acuerdo alcanzado con los republicanos atañe tan sólo a la investidura y no es un acuerdo de legislatura. No obstante, ha deslizado que la única manera de que la negociación que van a iniciar ambas partes sobre el "conflicto" en Cataluña prospere y siga adelante es garantizando la continuidad y la estabilidad del nuevo Gobierno español.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING