Domingo, 18.11.2018 - 03:36 h
La próxima semana abre la de Washington

La Generalitat reta a Borrell y dice que abrirá seis delegaciones en el exterior

Ernest Maragall asegura que las 'embajadas' se adecuan a ley y que la posición del Ministerio de Exteriores no es vinculante.

Torra
Quim Torra en una sesión del Parlament / EFE

Sigue el pulso de la Generalitat. Ahora le toca al ministro de exteriores, Josep Borrell. El conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, ha anunciado  que la Generalitat seguirá con su plan de apertura de delegaciones en el extranjero pese al informe desfavorble emitido desde del ministerio. Al respecto el titular de la cartera de Exteriores apunta que sólo" podremos recurrir a los tribunales cuando las actuaciones que se desarrollen desde allí sean contrarias a la ley".

En declaraciones a los medios desde los pasillos del Parlament, ha asegurado que las delegaciones se adecuan a ley y que la posición del Ministerio no es vinculante, y ha criticado que el escrito de Exteriores no es un informe sino "un artículo de opinión, un panfleto y literatura de partido".

Así, Maragall ha anunciado que la semana que viene inaugurará la delegación de la Generalitat en Estados Unidos (Washington), y la siguiente el Govern dará luz verde a abrir próximamente otras seis: las de Portugal (Lisboa), países nórdicos (Estocolmo), países bálticos (Tallin), Mediterráneo (Beirut), Centro Europa (Viena) y Balcanes (Zagreb).

Borrell ya dijo que "no podemos aplaudir ni tampoco impedir" que se abran estas delegaciones, pese a expresar su convencimiento de que, al igual que se hizo en el pasado, la intención del gobierno que ahora dirige Quim Torra, es utilizarlo a favor del proceso independentista.

El titular de la cartera de Exteriores explicó que la ley establece que el Gobierno “a través de los ministerios de Asuntos Exteriores, también de Hacienda y de Administraciones Públicas, debe emitir un informe que es obligatorio pero que no es vinculante, es decir, un informe que expresa una opinión y esa opinión se puede seguir o no”.

Borrell recordó que el informe que ha emitido el Gobierno central sobre las delegaciones en el exterior que ha abierto la Generalitat, sobre “estas seis nuevas llamadas embajadas aunque en realidad no se llaman así sino que se llaman delegaciones”, dijo el ministro, “no se corresponden con la estrategia de la política exterior del Estado” y por eso el informe emitido es desfavorable.

"Sabíamos que la Generalitat iba a seguir adelante con ellas pero teníamos que emitir nuestras opinión. No podemos hacer nada para impedirlo puesto que el informe únicamente es informativo", continuó. Sin embargo, reconoció que "en el pasado estas delegaciones se utilizaron únicamente para potenciar el "procès", por lo que su objetivo es convertirse en “instrumento al servicio del proceso independentista".

Desde el PP, el Secretario de Justicia y Administraciones Públicas, Rafael Catalá, ha asegurado que sí puede impedir su apertura. Señala que aunque coincide en que las comunidades autónomas no están "para abrir embajadas por el mundo porque la política exterior es competencia del Gobierno de la nación", se puede impedir porque el Ejecutivo central "tiene mecanismos de control y (las comunidades) no pueden gastarse el dinero en lo que quieran", sino en aquellas materias sobre las que tienen competencias, como la sanidad, la educación u otros servicios públicos.

Ahora en Portada 

Comentarios