Domingo, 19.01.2020 - 16:40 h
Los detalles del Gobierno de coalición

Sánchez mantiene a sus ministros en vilo y se guarda el 'as' de la Seguridad Social

Será investido mañana y esta semana revelará su equipo. Podemos ocupará Trabajo, Igualdad, Universidades, Consumo y la vicepresidencia de Iglesias.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, hoy sábado en el Congreso de los Diputados poco antes del comienzo de la primera jornada de su investidura como presidente del Gobierno. EFE/Juan Carlos Hidalgo
Sánchez mantiene a sus ministros en vilo y se guarda el 'as' de la Seguridad Social / EP

Pedro Sánchez será investido mañana presidente del Gobierno y en las horas posteriores irá dando a conocer su equipo. La composición de la coalición progresista está cerrada desde hace días pero el líder socialista custodia sus nombres bajo llave. Es su secreto mejor guardado. Tanto es así que mantiene a sus actuales ministros en vilo, tal y como ha podido comprobar La Información por fuentes de varios departamentos. Los futuros titulares de carteras aún no han recibido la llamada del jefe del Ejecutivo, que está esperando a tenerlo todo atado para despejar incógnitas a nivel interno casi al mismo tiempo de hacerlo público. Podemos ha seguido otra estrategia y ya ha dado a conocer quiénes serán sus cuatro ministros, además del vicepresidente social Pablo Iglesias.

Algunos pesos pesados como Carmen Calvo, José Luis Ábalos o María Jesús Montero tienen el puesto prácticamente asegurado. Han sido los negociadores con Unidas Podemos y tienen muchas papeletas para seguir. Pero la continuidad de otros se encuentra en seria duda. Es el caso de Magdalena Valerio, la responsable de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que cederá la titularidad de la cartera a la diputada gallega de En Marea Yolanda Díaz. Si bien Sánchez podría haberle reservado a su ministra de Trabajo en funciones una labor clave en el próximo Ejecutivo: la gestión de las pensiones, según ha podido saber este medio por fuentes de las negociaciones que se han llevado a cabo durante estas semanas.

Esto implicaría la división del Ministerio en dos, despojando a Unidas Podemos del control de la caja de la Seguridad Social. Esta posibilidad ha venido tomando fuerza desde que se reveló en estas páginas y parte de la línea roja de Sánchez, que reserva a los socialistas una de sus políticas prioritarias en materia económica y social: las pensiones públicas. De modo que Valerio conservaría las funciones relativas a la afiliación, cotización, recaudación, pago y gestión de las prestaciones económicas, salvo las correspondientes a la cobertura de desempleo, que seguirían dependiendo del área de Trabajo.

La gran duda es si la Seguridad Social constituirá un ministerio en sí misma o se integrará en otro de mayor rango. Y ese es el 'as' que Sánchez se guarda en la manga para poner sobre la mesa esta semana. Como se informó con las negociaciones aún en ciernes, el control de las pensiones llegó a suponer una pugna entre Calviño (Economía) y Montero (Hacienda). Finalmente, fuentes conocedoras de estas conversaciones aseguran que la opción que tiene más papeletas es la de la creación de un nuevo ministerio, e incluso apuntan a que podría bautizarse con un título que incluya el término "Pensiones". En cualquier caso, son decisiones todavía 'blindadas' por Sánchez y que conocen muy pocos.

El de Trabajo no será el único departamento que se divida en la coalición progresista. También se desgajará Universidades del Ministerio de Ciencia y su titular será el sociólogo y economista Manuel Castells, a petición de En Comú Podem. La actual vicepresidenta Carmen Calvo se desprenderá de Igualdad, que pasará a manos de la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos Irene Montero. Estos son, junto a Alberto Garzón que estará en Consumo, los cuatro ministros 'morados'.

Pablo Iglesias, vicepresidente

Otro nombramiento confirmado es el de Iglesias, que será vicepresidente de Asuntos Sociales. Desde este departamento el líder 'morado' espera dirigir el conjunto de medidas de calado social en la agenda del futuro Ejecutivo. Las otras dos vicepresidencias serán socialistas: Calviño pasará a tener rango de vicepresidenta económica y Calvo se mantendrá como vicepresidenta política (ministra de la Presidencia y Relaciones con las Cortes).

El PSOE conservará, por tanto, los llamados ministerios de Estado: Interior, Defensa, Justicia y Exteriores. También Fomento. En el caso de Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska, los comentarios en el PSOE apuntan a que seguirán. Más dudas hay sobre la continuidad de Dolores Delgado. En Exteriores es obligado buscar un relevo y dos nombres suenan con fuerza: José Manuel Albares, el 'sherpa' de Sánchez en La Moncloa, y Cristina Gallach, alta comisionada para la Agenda 2030.

En cualquier caso, Sánchez ha blindado toda la información. Podemos solo conoce sus cinco ministerios. El resto de nombres solo los maneja un reducido núcleo de asesores del candidato a la investidura. Las fuentes consultadas citan en ese 'sanedrín' a Iván Redondo, jefe de gabinete; Félix Bolaños, secretario general de Presidencia; Carmen Calvo, vicepresidenta; José Luis Ábalos, titular de Fomento; y Adriana Lastra, portavoz en el Congreso.

Esperando 'la llamada'

​Una de las grandes incógnitas de estos días es saber cómo comunicará Sánchez a sus futuros ministros si quieren formar parte de su equipo. En 2018 utilizó un curioso método: sentado en su despacho, descolgó personalmente el teléfono y marcó el número de los nombres que él había pensado junto a sus pretorianos para conformar el Consejo de Ministros. Un tono, dos tonos... "Dígame". Al otro lado de la línea estaba el nuevo inquilino de La Moncloa. "Hola, he pensado que serías un buen ministro de Ciencia, ¿te apetece?". En las próximas horas muchos móviles estarán encendidos y despejados.

El calendario que maneja el PSOE a partir de la votación de mañana martes es el siguiente. El miércoles Sánchez tomaría posesión de su cargo de presidente del Gobierno en Zarzuela. Incluso no se descarta que pueda ser en la tarde del mismo martes. El Rey, tras la Pascua Militar, no tiene previsto ningún acto en su agenda oficial hasta el jueves en la Dirección General de la Guardia Civil. A partir de ahí, Sánchez iría comunicando sus ministros. El jueves, todos ellos protagonizarían el traspaso de carteras (o su continuidad). Y el viernes sería un día histórico: el de la foto en la escalinata de La Moncloa del Gobierno de coalición.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING