Gobierno marroquí arremete contra las dudas sobre la transparencia electoral

  • El Gobierno marroquí calificó de "escandalosas" las declaraciones de diferentes miembros del Partido islamista Justicia y Desarrollo (PJD) en las que aseguran que "se está manipulando" el proceso de las próximas elecciones legislativas anticipadas al 25 de noviembre.

Rabat, 30 ago.- El Gobierno marroquí calificó de "escandalosas" las declaraciones de diferentes miembros del Partido islamista Justicia y Desarrollo (PJD) en las que aseguran que "se está manipulando" el proceso de las próximas elecciones legislativas anticipadas al 25 de noviembre.

El ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno marroquí, Jalid Naciri, indicó en unas declaraciones a Efe que varios responsables del PJD "se han permitido sembrar dudas sobre el proceso electoral e insisten en que los comicios están trucados".

Naciri criticó que a pesar de que faltan tres meses para su celebración, el PJD ya dice que "están amañados", y apuntó que "acusar al Estado de estar manipulando las elecciones, es algo inadmisible".

"No se basan en nada y es evidente que no han aportado ni una sola prueba", destacó Naciri en referencia a las acusaciones sobre la transparencia del proceso electoral.

El presidente del Consejo Nacional del PJD, Saad Edine Othmani, dijo recientemente que es imposible que se organicen las elecciones en noviembre, ya que todavía no se han preparado las leyes electorales, y señaló que "sería conveniente que los comicios se llevaran a cabo durante los meses de marzo o de abril".

Respecto a este asunto, el portavoz del Gobierno apuntó que habrá tiempo suficiente para que el Ejecutivo y el Parlamento preparen el cuadro jurídico de cara a las elecciones.

"Lo esencial es que el trabajo se desarrolle en el marco del consenso entre el Ministerio el Interior y los partidos políticos", agregó.

Las declaraciones del Gobierno se producen después de que el pasado 20 de agosto, el rey Mohamed VI pidiese en un discurso dirigido a la nación que las elecciones legislativas se lleven a cabo de forma transparente y que se ponga fin "al uso tendencioso de la religión en las contiendas electorales".

Mostrar comentarios