Martes, 07.04.2020 - 20:11 h

Los cuatro clanes del Gobierno de Rajoy: sorayos, cospedales, nadales y los restos del G-8

En el nuevo Gobierno de Rajoy se han formado cuatro clanes: los sorayos, los cospedales, los nadales y lo que queda del antiguo G-8.

El presidente del Gobierno ha vuelto a hacer un cuidadoso reparto de poder en el nombramiento de ministros.

Todos los ministros del Gobierno Rajoy juran su cargo, salvo Santamaría y Cospedal que optaron por la promesa

Mariano Rajoy ha conformado un Gobierno aplicando, de nuevo, una precisión de cirujano. Un Ejecutivo compuesto para durar en principio varios años y en el que ha vuelto a repartir cuotas de poder de manera equilibrada. Para Rajoy la composición de su primer Gobierno, en diciembre de 2011, fue "un parto". Ahora, en noviembre de 2016, ha pensado muy bien cómo entregar carteras para que no haya vencedores y vencidos.

El Ejecutivo ha configurado por cuatro clanes o corrientes, aunque ningún ministro reconoce que forma parte de ellos. Se trata de grupos de personas afines entre sí que comparten no solo trabajo, sino también momentos personales o de ocio. Son los siguientes:

Los sorayos. Conocidos así por su cercanía a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. ¿Quiénes se encuadran en este grupo? La propia número dos de Rajoy, con su equipo en Moncloa, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el nuevo ministro de Fomento, Iñigo de la Serna. Algunos encuadran en este movimiento a la ministra de Empleo, Fátima Báñez. 

En los últimos días se han publicado informaciones apuntando a que el clan de los sorayos había salido vencedor una vez confirmada la formación del nuevo Gobierno. Sin embargo, diferentes diputados y cargos provinciales no están de acuerdo con esta supuesta victoria.Sáenz de Santamaría ha perdido una de las parcelas de poder más importantes que tenía: la portavocía del Gobierno

En realidad Sáenz de Santamaría ha perdido una de las parcelas de poder más importantes que tenía: la portavocía del Gobierno, con las ruedas de prensa de los viernes, y la relación con los grandes grupos de comunicación. Ese cometido lo tiene a partir de ahora el titular de Educación, Iñigo Méndez de Vigo.

Hay quien ve en esta decisión de quitarle las relaciones con los medios de comunicación a la vicepresidenta una victoria del G-8. Incluso, en círculos populares se apunta que fue el antiguo titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien le pidió a Rajoy que encargara a otro ministro esa función tan importante para el Gobierno. La principal queja del ahora diputado raso es que Sáenz de Santamaría no ha sabido evitar críticas de algunas televisiones, como La Sexta, principalmente.Primera reunión de la Comisión de Secretarios y Subsecretarios del nuevo Ejecutivo. Trabajo y eficiencia para proponer y lograr acuerdos pic.twitter.com/Chs2EPoiCQ— Sáenz de Santamaría (@Sorayapp) November 8, 2016

No obstante, Sáenz de Santamaría ha sumado a sus funciones la de negociar el desafío soberanista de Cataluña. Precisamente, la vicepresidenta y el propio Margallo protagonizaron en el pasado momentos de división en el consejo de ministros por cómo enfocar la solución a este problema.

- Los cospedales. Son un grupo de personas afines a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. Ya han protagonizado algún encontronazo con los sorayos, sus archienemigos, a cuenta de la continuidad de Cospedal en la secretaría general del PP tras el congreso nacional de febrero.

Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior, y Dolors Montserrat, de Sanidad, son dos de los cercanos a su compañera de Defensa. Ambos ministros son también fieles escuderos de Rajoy. Llama la atención la presencia de la segunda en el equipo que negoció con Ciudadanos el apoyo a la investidura de Rajoy, demostrando que es un valor al alza en el PP.

- Los nadales. Es un nuevo núcleo de poder en torno al marianismo. Los hermanos Nadal han sido los grandes triunfadores de la remodelación gubernamental en esta segunda legislatura del PP. Los Nadal ganan influencia en el área económica del Gobierno que Rajoy ha cuidado tanto durante su primera legislatura

Álvaro Nadal, exdirector de la Oficina Económica de Moncloa, es ahora ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital. Ha ascendido de manera notable. Su hermano Alberto, que era secretario de Estado de Energía en la era Soria, ha sido fichado por Cristóbal Montoro como secretario de Estado de Presupuestos y Gascos. Otro escalón superior. Además, Eva Valle, esposa de Alberto Nadal, acaba de ser nombrada directora de la Oficina Económica de Moncloa.

Así, los Nadal ganan influencia en el área económica del Gobierno que Rajoy ha cuidado tanto durante su primera legislatura y que ahora quiere impulsar para culminar sus ocho años al frente del Ejecutivo. 

- Los restos del G-8. El en otro tiempo todopoderoso G-8 de ministros ha perdido gran parte de su poder pero todavía conserva a algunos de sus integrantes. Algunos de ellos eran amigos personales de Rajoy y ahora han quedado fuera del Ejecutivo a la espera de un destino.

En su día, el G-8 estaba compuesto por José Manuel García-Margallo, Jorge Fernández, Ana Pastor, José Manuel Soria, Miguel Arias Cañete, Pedro Morenés, Rafael Catalá e Isabel García Tejerina. Solo continúan en el consejo de ministros los dos últimos.

El resto de los actuales ministros, Luis de Guindos y Alfonso Dastis, podrían considerarse como independientes. Son los únicos que no tienen el carnet del PP y que no están encuadrados en ninguna de las corrientes.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING