Lunes, 20.01.2020 - 18:29 h
Operaciones a cambio de pasaporte

La 'Golden Visa' en crisis: caen los VIPs chinos y rusos que invierten en ladrillo

La medida incentivadora puesta en marcha en 2013 no consigue el objetivo esperado. Durante 2018 se alcanzó el mínimo de la serie histórica.

El programa 'Golden Visa' para la compra de viviendas de lujo no atrae a muchos inversores extranjeros.
El programa 'Golden Visa' para la compra de viviendas de lujo no atrae a muchos inversores extranjeros.

La 'Golden Visa', el programa creado por el Gobierno de Rajoy en 2013 para atraer inversiones millonarias en el sector inmobiliario -a partir de medio millón de euros- a cambio de conceder la nacionalidad española a estos VIPs extracomunitarios ya está dando síntomas de agotamiento. En 2018 se ha registrado la peor cifra de la serie histórica (últimos seis años), demostrándose que ya no es un factor incentivador para la compra de vivienda, según el Colegio de Registradores. Los datos coinciden con una llamada de atención seria que acaba de recibir España por parte de Bruselas.

Si vive en Madrid capital, en Barcelona o en Palma de Mallorca quizá haya recibido en su buzón un 'flyer' publicitario proponiéndole adquirir su vivienda. "Inversor chino compra piso; infórmese sin compromiso; llame a Chen". Y es que en los últimos años han proliferado en estas ciudades los intermediarios que proponen poner en contacto al vendedor español con un inversor asiático: "Ofrecen una mayor rentabilidad, ya que los chinos compran por paquetes y no regatean el precio", explican desde una de las agencias especializadas en 'Golden Visa'.

Pero lo que es un negocio para algunos empieza a resultar una vía en proceso de defunción. Para comprobarlo basta con consultar la Estadística Inmobiliaria del Colegio de Registradores de la Propiedad que, desde 2013, año en que se aprobó la Ley 14/2013 de 27 de septiembre, viene recogiendo los datos relativos a la compra de viviendas por extranjeros de importe igual o superior a 500.000 euros. Las cifras hablan por sí solas y demuestran que cada año son menos los extracomunitarios que recurren a este sistema de inversión.

Así, en 2018, del total de compradores extranjeros de vivienda por importe superior a 500.000 euros, el 65,11% correspondió a personas con nacionalidad de algún país de la Unión Europea -que no necesitan visado para vivir en España- y apenas el 34,89% a no comunitarios. Cifras que contrastan con las de un año antes, cuando los ciudadanos de fuera de la UE que usaron esta forma de inversión fueron el 37,53%.

Los registros son aún más abultados si se comparan las compras de los chinos, rusos y venezolanos -los ciudadanos de estos países son los que más uso hacen de esta norma- con el total de adquisición de vivienda por importe igual o superior a medio millón registradas en España: en 2018 solo el 2,09% de las operaciones de más de 500.000 euros fueron realizadas por estos ciudadanos, mientras que en 2017 habían representado un 2,14% del total.

En cuanto a las comunidades autónomas donde más invirtieron los VIP extranjeros de fuera de Europa destacaron las inversiones en Madrid, con un 5,06% del total; en Cataluña, con un 4,56%; en Baleares, con un 2,71%; y en Andalucía, con un 2,57%. Los datos se refieren únicamente a quienes invirtieron a partir de medio millón de euros y han sido obtenidos de la misma Estadística Registral Inmobiliaria.

Inversión de 2.550 millones en vivienda

Desde su puesta en marcha, España ha concedido 3.405 visados a extranjeros no comunitarios como consecuencia de unas inversiones en inmuebles que superan los 2.550 millones de euros. Chinos, rusos, ucranianos y venezolanos lideran el ranking. A esa cifra habría que añadir otros 1.000 millones de euros de extranjeros que habrían conseguido el permiso de residencia a través de otras inversiones relacionadas con el interés general o actividades de emprendimiento, según los datos aportados por el Gobierno de Pedro Sánchez en una respuesta parlamentaria.

Pero a pesar de esta situación, la Unión Europea considera que la 'Golden Visa' podría ser una vía para cometer fraudes y acaba de alertar a España. "Hablamos de abrir puertas de oro a Europa a gente privilegiada que tiene el dinero y lo miramos con preocupación", indicó el pasado mes de enero la comisaria de Justicia, Vera Jourova. La Comisión teme, sobre todo, la entrada de personas que cometan delitos financieros como blanqueo de capitales o evasión fiscal.

El caso de Venezuela y México

Tradicionalmente, el capital latinoamericano ha sido muy importante en el inmobiliario de nuestro país. En concreto, en los últimos años destaca el que proviene de Venezuela y México, principalmente por su situación política. "Los mexicanos están invirtiendo cada vez más en Madrid", confirman desde el sector del ladrillo. 

El actual presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, llegó al cargo el pasado mes de julio consiguiendo un importante giro a la izquierda del país azteca. Es por ello que "cada vez hay más flujo de capital hacia España", confirman. Lo mismo que ocurrió tras la llegada al poder de Nicolás Maduro en Venezuela. De hecho, son numerosas las empresas que los nacionales de este país tienen en España y que operan en este sector. "Primero lo hicieron los venezolanos y ahora lo hacemos nosotros", señala un inversor mexicano que ha conseguido la 'Golden Visa' mediante la compra de una propiedad de más de 500.000 euros. "Mis socios allá están buscando casas para hacer lo mismo", confirman. 

Pese a todo ello, la utilización de este sistema está en mínimos históricos desde que se pusiese en marcha en el año 2013, bien por la recuperación del mercado inmobiliario español o por la atracción que otras zonas están consiguiendo, tal y como argumentan desde el sector. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING