Golpe a la "cantera de ETA" con la detenención de 34 miembros de Segi

  • Madrid.- La organización juvenil ilegalizada Segi, considerada por el Ministerio del Interior la "cantera de ETA" y la máxima responsable de la violencia callejera en el País Vasco y Navarra, ha quedado hoy "descabezada" tras la detención de 34 de sus presuntos miembros en estas dos comunidades autónomas.

La operación contra Segi suma ya 36 detenidos
La operación contra Segi suma ya 36 detenidos

Madrid.- La organización juvenil ilegalizada Segi, considerada por el Ministerio del Interior la "cantera de ETA" y la máxima responsable de la violencia callejera en el País Vasco y Navarra, ha quedado hoy "descabezada" tras la detención de 34 de sus presuntos miembros en estas dos comunidades autónomas.

La operación, desarrollada conjuntamente por la Policía y la Guardia Civil y dirigida desde San Sebastián por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, ha supuesto -según el departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba- un duro golpe contra la organización de la izquierda abertzale de mayor "ortodoxia" y "fidelidad" a la banda terrorista.

En un comunicado, Interior ha señalado que las detenciones conllevan la "casi total desarticulación" de las estructuras clandestinas de Segi y constituyen un "golpe de impacto" a su financiación y estructura logística.

Además de los 34 arrestos, las Fuerzas de Seguridad han realizado 92 registros en domicilios y locales del País Vasco y Navarra, en la que se ha intervenido abundante documentación de Segi que será analizada en los próximos días.

También se han encontrado pegatinas, propaganda y publicaciones de ETA, bombonas de camping-gas, gasolina, ácido, guantes, recipientes y manuales para la elaboración de artefactos explosivos e incendiarios, además de 6.000 euros en sobres y anotaciones manuscritas con placas de matrícula.

Los Servicios de Información de la Policía y de la Guardia Civil consideran que Segi pretendía reforzar su estructura, aumentando las captaciones de nuevos militantes y ampliando su permanencia en la organización.

También pretendía potenciar los procesos de formación de sus miembros para poder acometer las directrices de ETA, "endurecer el conflicto" e incrementar la violencia callejera.

Entre las "luchas prioritarias" de Segi figuraba el tren de alta velocidad (TAV), el "modelo educativo", la "especulación inmobiliaria" y la construcción del "Estado vasco", objetivos reflejados en un documento intervenido al responsable del aparato político de ETA Ekaitz Sirvent, detenido el pasado mes de abril en París.

La nueva estructura de Segi se ocultaba por medio de una doble dirección, a semejanza de la propia ETA en KAS-EKIN.

Así, una parte de los integrantes de la dirección de Segi se parapetaron tras la asociación "Gazte Indepedentistak" -Jóvenes Independentistas- que se reunían en los denominados "gaztetxes" para seguir ejerciendo su tarea pública, mientras que otro núcleo dirigente realizaba las labores clandestinas de la organización.

En cuanto a su financiación, se ha podido constatar y acreditar una red de "gaztetxes" en la comarca de Pamplona, de cuya gestión económica se beneficiaría la organización ilegal.

Durante una comparecencia en el Congreso, Rubalcaba ha dicho que la operación ha tenido como objetivos impedir que organizaciones declaradas ilegales por el Tribunal Supremo se rehagan, evitar que ETA disponga de "cantera" y luchar contra la violencia callejera, de la que Segi está considerada responsable.

"No queremos que haya ningún tipo de impunidad en el País Vasco", ha subrayado el ministro.

Los Gobiernos vasco y navarro, así como el PP, han felicitado a las Fuerzas de Seguridad por las detenciones, mientras que partidos nacionalistas como el PNV, Aralar y Lokarri han expresado sus reservas.

Así, el lehendakari, Patxi López, ha dicho que la operación policial "es un paso más en el avance hacia la paz y la libertad de Euskadi", mientras que el presidente navarro, Miguel Sanz, ha señalado que las detenciones son "el único camino válido para acabar con el terrorismo".

Por su parte, la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha felicitado a los jueces y a las Fuerzas de Seguridad del Estado, mientras que la secretaria general de este partido, María Dolores de Cospedal, ha expresado su "admiración, defensa y apoyo" a su actuación.

Desde el mundo nacionalista, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha mostrado su deseo de que la operación esté "razonada" y no se trate de una "redada para la foto", mientras que el partido Aralar ha opinado que las detenciones suponen un "intento de entorpecer el proceso interno que ha iniciado la izquierda abertzale representada por Batasuna".

Por último, la izquierda abertzale ha hecho público un comunicado en el que asegura que, con operaciones como la de hoy, "el PSOE, que representa al Estado español, pretende cerrar todas las -posibles- soluciones mediante la fuerza".

Mostrar comentarios