Golpe al Laborismo con la sorpresiva victoria de Galloway en escaño inglés

  • George Galloway, del Partido Respect y uno de los políticos más controvertidos del Reino Unido, ganó el escaño de Bradford West, en el norte de Inglaterra, en lo que ha sido una sorpresiva victoria y un duro golpe para el Laborismo.

Londres, 30 mar.- George Galloway, del Partido Respect y uno de los políticos más controvertidos del Reino Unido, ganó el escaño de Bradford West, en el norte de Inglaterra, en lo que ha sido una sorpresiva victoria y un duro golpe para el Laborismo.

Los votantes de la circunscripción de Bradford West acudieron ayer a las urnas para elegir a su nuevo diputado tras la reciente dimisión del laborista Marsha Singh por razones de salud.

El laborista Imran Hussain era favorito para ganar este escaño, pero Galloway, conocido por su dura oposición a la guerra de Irak de 2003, se alzó con la victoria con una mayoría de unos 10.100 votos.

Galloway, quien fue miembro del Laborismo hasta que fue expulsado del mismo en el año 2003, dijo esta madrugada que esta ha sido la "victoria más sensacional" en una votación de este tipo, realizada por el sistema de mayoría simple a una sola vuelta.

El líder del Partido Respect recibió un total de 18.341 votos, seguido del laborista Imran Hussain, con 8,201 votos; la conservadora Jackie Whiteley, con 2.746 votos, y la liberal demócrata Jeanette Sunderland, con 1.505 votos.

Los otros candidatos eran Dawud Islam (Verdes), Howling Laud Hope (del llamado Partido Loco Delirante) y Neil Craid (Nacionalistas Demócratas) y Sonja McNally (Partido de la Independencia).

El diputado conservador Kris Hopkins, de la cercana circunscripción de Keighley, comentó a la prensa que su partido no tenía mucha opción de ganar pues era escaño seguro del Laborismo.

"Es el Laborismo que ha quedado eliminado. Debe ser una gran humillación para Ed Miliband (líder laborista) y su equipo", agregó.

En esta votación, la participación electoral fue de un 50 %, menor que el 65 % registrado en los comicios generales de mayo del 2010.

Galloway, de 57 años, fundó el Partido Respect tras ser expulsado por el Laborismo debido a su oposición a la guerra de Irak.

En una declaración tras su victoria, el político calificó su triunfo de "colosal" y dijo que representa un "rechazo total" a las políticas expuestas por los tres principales partidos del Reino Unido: el Laborista, el Conservador y el Liberal Demócrata.

En su discurso, el político criticó a su antigua formación al afirmar que el Laborismo debe dejar de "apoyar guerras extranjeras ilegales, sangrientas y costosas".

El candidato laborista se marchó de la sala donde se anunció el resultado sin hacer declaración alguna.

Según los comentaristas británicos, este resultado ayuda a conocer el nivel de apoyo que disfruta el líder del Partido Laborista, David Miliband, que en el último año ha perdido respaldo en algunas encuestas sobre intención de voto.

Galloway es un político polémico y carismático e incluso llegó a presentarse en el programa "El gran hermano" en 2006.

En 1994, Galloway causó una gran controversia al manifestar su admiración por el exdictador iraquí Sadam Husein o cuando calificó los atentados de Londres del 7 de julio de 2005 de unos ataques "despreciables, si, pero no impredecibles".

Como candidato laborista, el político ganó el escaño de Glasgow (Escocia) en 1997 y en 2001 hasta que fue expulsado de la formación en 2003 por sus críticas contra la guerra de Irak y contra el entonces primer ministro británico, Tony Blair.

En 2005, ya como candidato del partido Respect que él mismo formó, ganó la circunscripción de Bethnal Green & Bow (Londres), pero no pudo repetir victoria en las elecciones de 2010.

Mostrar comentarios