Sábado, 19.10.2019 - 23:41 h
La AUGC denuncia "precariedad"

Un cuarto para siete y ni 30€ de dietas: el despliegue de la Guardia Civil en Cataluña

La Asociación Unificada, mayoritaria en el cuerpo, denuncia que el despliegue de más de 2.000 efectivos  se ha dado con "improvisación y precariedad".

Fernando Grande-Marlaska y Guardia Civil
Un cuarto para siete y ni 30€ de dietas: el despliegue de la Guardia Civil en Cataluña / Europa Press

Hasta 2.000 agentes de la Guardia Civil desembarcarán en Cataluña para contener la posible respuesta del independentismo a la sentencia del 'procés' pero, según denuncia la asociación mayoritaria del cuerpo, no lo harán en las mejores condiciones. Para su manutención, los agentes recibirán en concepto de dietas 28 euros al día y, en ocasiones, hasta siete agentes han tenido que compartir un mismo cuarto.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha denunciado que el despliegue de sus efectivos en Cataluña vuelve a llevarse a cabo con "improvisación y condiciones precarias", como ocurrió hace dos años en el operativo puesto en marcha para el referéndum del 1-O. Esta vez la complejidad de la operación se agrava por la proximidad del anuncio de una sentencia de relevancia histórica y que se prevé poco favorable para el independentismo catalán. A pesar de todo, el comunicado de la AUGC asegura que, aunque el despliegue se conocía con antelación, a docenas de agentes se les ha avisado apenas 48 horas antes.

Esta asociación, mayoritaria en el instituto armado, ha explicado que el dispositivo se completará en seis fases y que incluye personal de diferentes especialidades y de múltiples provincias, donde quedarán canceladas vacaciones y permisos, además de ampliarse las horas de servicio. Aunque la AUGC respalda este apuntalamiento a las fuerzas catalanas, se ha mostrado muy crítica con el 'modus operandi' de los responsables del dispositivo. 

La Guardia Civil ha justificado el traslado de miles de sus agentes con el posible riesgo de alteración del orden público y para garantizar el mantenimiento de la seguridad ciudadana y el ordenamiento constitucional. Pero la AUGC se ha mostrado severa ante unas prácticas que considera que ponen en riesgo a sus efectivos como la "improvisación, la falta de información y tacto con los agentes, así como las pésimas condiciones y el riesgo que acarrea esta misión".

A estas cuestiones denunciadas por la AUGC, se suma la indignación de los agentes desplazados que todavía no conocen su jornada laboral en cuanto a horas semanales, descansos, ni el tiempo que estarán fuera de sus hogares. La falta de medios materiales tampoco ayuda a rebajar la tensión, ya que incluso han tenido que cederse chalecos antibalas de unas unidades a otras, amén de que muchos agentes vestirán uniformes que deberían haberse renovado hace años, según apunta la asociación.

A este respecto, la AUGC ha pedido consideración con unos agentes a los que, hasta la fecha, tampoco se les ha informado de las condiciones de la misión: no existe ningún documento que aclare dichas condiciones. La resolución de este organismo ha sido remitir un escrito a la Dirección General de la Guardia Civil para solicitar explicaciones por estas "medidas improvisadas", así como un aumento de las dietas y el adelanto de las mismas para que los agentes no tengan que sacarlo de su bolsillo.

Ahora en Portada 

Comentarios