Miércoles, 17.07.2019 - 21:15 h
Después de que el TC inadmita su recurso

La Gürtel llega a Europa: su 'número dos' recurre ante el TEDH la condena por Fitur

Pablo Crespo denuncia la "absoluta contaminación" de los jueces del alto tribunal valenciano y de nuevos medios de prueba que aparecieron en la vista.

Vista desde un monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional de la declaración de Pablo Crespo
Crespo durante su declaración en una de las vistas de la red en la Audiencia Nacional/EFE

Las condenas en firme por la trama Gürtel llegan por primera vez a Estrasburgo. El que fuera secretario de organización del PP gallego Pablo Crespo busca ante Europa la nulidad de la sentencia por la que se le condenó a 13 años de cárcel en el marco la pieza relativa al pabellón valenciano Fitur, según precisan fuentes de la investigación a La Información. Se trata de la última carta para el que fuera número dos de la trama liderada por Francisco Correa de cara a probar que en este procedimiento, que se juzgó en el Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJV) se vulneraron sus derechos fundamentales.

La decisión se produce después de que el Tribunal Constitucional declinara admitir a trámite el recurso de amparo interpuesto por su defensa contra la sentencia del Tribunal Supremo que confirmaba las penas de prisión de entre 3 y 13 años interpuestas contra Pablo Crespo y otra decena de acusados en esta pieza, tales como el propio Francisco Correa; la exconsejera de Turismo valenciana Milagrosa López; el empresario Álvaro Pérez 'El Bigotes'; la exadministradora de algunas de las empresas de Correa, Isabel Jordán; o la exempleada de Orange Market Mónica Magariños. Se da la circunstancia de que tanto Pérez como Jordán y Magariños recurrieron igualmente ante el tribunal de garantías pero de nuevo denegó su admisión en su caso por presentar los escritos fuera de plazo. 

El alto tribunal valenciano les consideró a todos ellos responsables del presunto amaño en las adjudicaciones del montaje del expositor de la Generalitat Valenciana en las ferias de Fitur entre los años 2005 y 2009 y que fueron a parar a empresas de la trama. Posteriormente, en mayo de 2018, el alto tribunal ratificó las penas para todos ellos. Se trata pues, de la primera sentencia de la Gürtel en adquirir firmeza pese a las duras críticas de los acusados que justifican su batalla judicial en la falta de imparcialidad del tribunal y en la aparición de nuevas pruebas durante la vista oral consideradas como válidas pese a que se desconocían en la fase de la instrucción.

Así se desprende del recurso presentado por Crespo ante el TC y al que ha tenido acceso este diario, en el que vuelve a poner en tela de juicio la imparcialidad de los magistrados que juzgaron esta pieza. En concreto, denuncia que el juez Juan Climent Barberà -que también estuvo al frente de la causa de los trajes contra Francisco Camps y Ricardo Costa- ostentó un alto cargo en la Consellería de Presidencia de la Generalitat bajo la presidencia del socialista Joan Lerma. Añade además que el magistrado, jubilado el pasado año, fue "auspiciado y nombrado" por el partido socialista valenciano, el cual se personó como acusación popular en este procedimiento.

Igualmente denuncia que los magistrados que sentenciaron el caso estaban "total y absolutamente contaminados" en tanto "intervinieron de manera decisiva en la instrucción" de la causa y, por ello, no debieran haberla juzgado. Para argumentarlo, Crespo se ampara en varias resoluciones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) y determina que su implicación en el proceso de investigación (resolviendo determinados recursos de apelación) les permitió conocer muy de cerca las estrategias de las defensas. "Simple y llanamente suponen la presunción de culpabilidad", precisa.

Además, Crespo reproduce en su escrito una serie de correos electrónicos intercambiados entre Isabel Jordán y la que fuera coordinadora de la Agencia Valenciana de Turismo, Ana María Grau, entre otros, considerados como prueba de cara a fundamentar la condena y que, según determina, no aparecieron en ningún momento en la instrucción de la causa, ni en informes policiales ni tampoco fueron objeto de interrogatorio a imputados y a testigos. Al respecto explica que fue ya con la resolución condenatoria cuando descubrieron la existencia de estos documentos en cuestión.

Querella contra Garzón en los juzgados de Madrid

Se da la circunstancia de que las declaraciones prestadas por Ricardo Costa y otros acusados durante otro de los juicios de la trama celebrado el pasado año en la Audiencia Nacional -en concreto el relativo a la rama valenciana de la red- derivó en la reapertura de la pieza 5 sobre los contratos en Fitur de cara a indagar si las órdenes de adjudicar los contratos a Orange Market vinieron directamente de Francisco Camps.  El expresidente valenciano, por su parte, negó irregularidad alguna en la concesión del stand del año 2009 durante su declaración como investigado en esta pieza ante el magistrado instructor José de la Mata, y denunció una caza de brujas contra su persona.

Con todo, no es el único frente judicial abierto por el exdirigente del PP gallego contra los magistrados al frente de la causa. Crespo ya se querelló contra el primer instructor del macroprocedimiento, el juez Baltasar Garzón, tras ver la luz unas escuchas del comisario jubilado José Manuel Villarejo -investigado en el marco del caso Tándem en la Audiencia Nacional- en las que se hacía referencia a una reunión "para preparar la Gürtel" un día antes de que se admitiera a trámite la investigación. La defensa de Crespo expuso en su escrito que no fue casual que fuera el instructor de este caso y que tenía interés en el mismo por "un propósito político muy concreto".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios