Domingo, 05.04.2020 - 15:22 h
De 5 a 2,9 millones por un palacete

Los Franco venden a precio de saldo la herencia de Carmen Polo para hacer caja 

En su búsqueda desesperada de 'cash', los Martínez-Bordiú ofrecen más barata la finca del Principado y sacan a la venta un lote de terrenos en Vigo.

La Finca La Piniella, en San Cuaco (Llanera), donde Franco y su mujer veraneaban / Idealista)
La Finca La Piniella, en San Cuaco (Llanera), donde Franco y su mujer veraneaban / Idealista)

Dos años después del fallecimiento de Carmen Franco Polo, los herederos del dictador (María del Carmen, María del Mar, María de la O, María Arantzazu, Francisco, Jaime y José Cristóbal Martínez-Bordiú) siguen buscando liquidez. Familiarmente conocida como ‘Nenuca’, duquesa de Franco y Grande de España, fue la única hija de Francisco Franco. Una de sus propiedades más queridas era la finca asturiana situada en San Cucao, Llanera. Cerca de 30 hectáreas en el corazón del Principado, a la misma distancia de Oviedo que de Gijón, unos quince minutos en coche. La propiedad salió a la venta dos meses después de su fallecimiento, el 29 de diciembre de 2017, por 5 millones de euros. Ahora, se publicita en el portal Idealista por 2,9 millones

Finca de Franco en Asturias
Finca de Franco en Asturias / Mikeli

Tras la muerte de Carmen Polo, la casa se puso en venta en la inmobiliaria Mikeli, que también comercializaba el Pazo de Meirás por ocho millones de euros hasta que fue retirado de la venta pública. Más tarde, la familia decidió confiar la propiedad asturiana, que Franco llamaba cariñosamente 'La Casina', a la inmobiliaria Royal Premium Servicios Inmobiliarios, con sedes en Oviedo y en Gijón. Primero la rebajaron 100.000 euros en 2019 desde los cinco millones iniciales. Ahora, la rebaja ha sido mucho más significativa. "La casa tiene más curiosos que 'compradores' reales. Lo ideal es que fuera un hotel rural, pero tiene una carga histórica fuerte y genera rechazo", dicen fuentes cercanas a la operación.

Interior de la que fue casa de Franco en Asturias
Interior de la que fue casa de Franco en Asturias / idealista

De hecho, la inmobiliaria publicita la propiedad como "ideal para hotel, lugar para convenciones, celebraciones y banquetes, con terreno para un amplio aparcamiento, piscina e instalaciones deportivas". Y añade: "La casa no es visible desde la carretera, lo que le concede una agradable sensación de paz e intimidad". Esta vivienda solariega de piedra no proviene de la herencia de Franco, es un bien privativo de la esposa del dictador. Se trata del linaje Martínez-Valdés, quienes en los padrones llanerenses del siglo XVII tienen consideración de hijosdalgo notorios. Una rama que nunca vio con buenos ojos el noviazgo de la ovetense con el dictador.

Interior de la vivienda.
Interior de la vivienda. / Idealista

La propiedad tiene 360 metros y siete habitaciones y en el anuncio se recalca la idoneidad de su situación geográfica: "Entre Oviedo, Gijón y Avilés, encontramos también el Castillo de San Cucao, el Palacio de Villabona, el Centro Ecuestre El Asturcón, el Museo Fernando Alonso y el Aeródromo La Morgal". Otro plus es la impresionante finca de arboleda y llano que rodea la vivienda, que tiene además varias edificaciones como una cuadra, un palomar y una cabaña.

De Vigo al edificio en el barrio de Salamanca

Coincidiendo con esta fuerte bajada de precio de la casona asturiana y la 'desaparición' en las webs inmobiliarias del Pazo de Meirás, la familia ha lanzado a la venta un lote de terrenos en Vigo. Se trata de una propiedad cercana a Redondela, en plena ría, y se ofertan por 250.000 euros. La noticia ha provocado una fuerte reacción en la autoridad portuaria local, que niega que los Martínez -Bordiú tengan la titularidad plena de dichos terrenos.

Zona de Vigo donde los Martínez-Bordiú han ofertado terrenos.
Zona de Vigo donde los Martínez-Bordiú han ofertado terrenos. / Google Maps

Además de estos inmuebles y terrenos, la propiedad que más interés tiene la familia en vender es el edificio madrileño que han heredado de su madre. Situado en el número 8 de la calle Hermanos Becquer, es la casa en la que murió Carmen Franco y donde se mudó cuando se casó con el marqués de Villaverde. La zona está cargada de simbolismo. En la finca contigua, que era propiedad de Diego Méndez González, arquitecto que culminó la obra del Valle de los Caídos, vivió el almirante Luis Carrero Blanco.

Poco a poco fue adquiriendo el inmueble completo e incluso los bajos comerciales. En un principio se pide por los pisos 65 millones de euros y mantener arrendados los bajos comerciales. Otra opción es venderlos por separado como inmuebles de lujo. Los Franco están abiertos a todo tipo de propuestas con tal de repartir ya la herencia. Hasta la fecha, los inmuebles, que tienen entre 650 y 500 metros cuadrados, se alquilaban a 7.000 euros el mes. Según ha podido saber La Información, fortunas venezolanas se han interesado en el inmueble aunque sin llegar a cerrar una operación.

El 'capricho' cántabro, vendido a precio de saldo

Hasta la fecha, la única que ha logrado vender una propiedad ha sido Carmen Martínez-Bordiú, aspirante a duquesa de Franco. Y ha tardado más de 10 años en materializarse la venta. En una información adelantada por El Confidencial, la nieta más mediática de los Franco ha logrado vender su casa en Cantabria, ubicada en la localidad santanderina de San Roque de Riomiera y que tiene una parcela de 50.000 metros cuadrados. La adquirió estando casada con José Campos, con el que contrajo matrimonio en 2006. 

En un principio se ofertó a 500.000 euros, pero al ver que pasaban los años sin encontrar comprador fue poco a poco bajando su precio. Finalmente la rebajó a 190.000 euros "negociables". Así, la madre de Luis Alfonso de Borbón acabó logrando cierta liquidez con el inmueble.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING