Hill no logra hoy el apoyo de eurodiputados, que proponen nuevo cara a cara

  • El comisario europeo designado de Servicios Financieros, el británico Jonathan Hill, no logró hoy el visto bueno que necesita para acceder al cargo por parte de los eurodiputados, quienes han pedido más información al candidato y han propuesto volver a reunirse con él la próxima semana.

Bruselas, 1 oct.- El comisario europeo designado de Servicios Financieros, el británico Jonathan Hill, no logró hoy el visto bueno que necesita para acceder al cargo por parte de los eurodiputados, quienes han pedido más información al candidato y han propuesto volver a reunirse con él la próxima semana.

Fuentes del Grupo de los Verdes confirmaron a Efe que los coordinadores de las fuerzas políticas del Parlamento Europeo (PE) no han logrado un consenso sobre su veredicto respecto a Hill.

El candidato británico a comisario europeo se sometió hoy a la audiencia de escrutinio del PE, y que deben pasar todos los candidatos antes de entrar a formar parte de la próxima Comisión Europea (CE).

Por ello, una mayoría de los grupos políticos ha decido pedir más información a Hill sobre su futuro cargo, a través de una nueva serie de preguntas por escrito que el británico deberá responder, y propusieron celebrar un nuevo cara a cara con el candidato.

Para que sea posible celebrar este encuentro, será necesario primero que la conferencia de presidentes de los grupos políticos aprueben la iniciativa y que el presidente del PE, Martin Schulz, así se lo pida al presidente electo de la CE, Jean-Claude Juncker, indicaron a Efe fuentes parlamentarias.

Juncker deberá dar el visto bueno a la nueva entrevista, que se celebraría a principios de la semana próxima, probablemente el lunes, según otras fuentes de Los Verdes.

El Grupo de los Socialistas y Demócratas (S&D) en el Parlamento Europeo mantiene reticencias sobre la idoneidad de Hill para ocupar el puesto de responsable europeo del sector financiero y su regulación por su falta de conocimientos previos sobre esa cartera, indicaron fuentes parlamentarias.

El candidato conservador británico ha sido cuestionado por algunos eurodiputados por su pasado como lobbista en el sector financiero y otros han subrayado que su país no forma parte del euro y es un tradicional defensor de los intereses del centro financiero de Londres.

Durante la audiencia celebrada hoy, Hill ha declarado no tener ningún "conflicto de intereses" para ocupar el cargo al que aspira y afirmó que no representará a la "City" londinense, uno de los mayores centros financieros del mundo, sino al interés común europeo.

El británico también mencionó varias de sus prioridades, pero no entró en detalles sobre ninguna.

Hill también ha sido criticado por la ONG Oxfam, por "no plantear ninguna propuesta concreta sobre la mesa para hacer que el sector financiero funcione para los ciudadanos y mantener con vaguedad cómo regular mejor el sector", valoró la activista Natalia Alonso.

Mostrar comentarios