Jueves, 25.04.2019 - 14:40 h
En Fuentes de Ebro

Detenido el hombre que mató a su madre y se atrincheró en su casa de Zaragoza 

La Guardia Civil afirma que se trata de un paciente psiquiátrico que lleva desde hace tiempo sin medicación.

Fuentes de Ebro
Detenido el hombre que mató a su madre y se atrincheró en su casa de Zaragoza. / EFE

Un hombre de 43 años con problemas mentales, vecino de la localidad zaragozana de Fuentes de Ebro, ha sido detenido por la Guardia Civil después de matar a su madre y atrincherarse en casa, según informó el diario Heraldo.

Todo comenzó en torno a las 14.00 horas cuando, al parecer, el presunto autor del crimen (J. P. L.) ha llamado al centro de salud para requerir la asistencia de un médico. Una doctora ha acudido el domicilio junto a una enfermera. Ambas han comprobado que la mujer, de 75 años, había muerto de un golpe en la cabeza, tras lo que el hijo de la fallecida las ha echado de la vivienda y se ha atrincherado dentro.

Ante esta situación, agentes de la Guardia Civil, alertados del suceso por una llamada del mismo centro médico, se han trasladado hasta la vivienda, ubicada en la calle el Molino y la han acordonado para evaluar la situación y estudiar una posible intervención. 

Cuatro horas de tensa espera 

Tras cuatro horas de tensa espera, finalmente, el Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) 5 de Casetas ha procedido a entrar en la vivienda para detener al presunto parricida. El arresto se ha producido sin incidentes.

Según los vecinos, los implicados en el suceso son muy conocidos en Fuentes de Ebro porque la mujer fallecida, que responde a las iniciales M. T. L., regentaba una carnicería en la calle de La Morería, que ahora llevan sus sobrinas, mientras que su hijo se dedicó al pastoreo de ganado hasta que su salud se lo permitió.

"Gente del pueblo de toda la vida" 

"Son gente del pueblo de toda la vida y trabajadores. No te imaginas que vaya a pasar esto", ha manifestado esta tarde un vecino que ha sabido lo ocurrido al salir de su casa y ver las cámaras de los medios de comunicación. "No me había enterado de nada hasta que no me he dispuesto a salir a la calle y he visto que algo había pasado", ha dicho.

Vecinos vecinos han explicado que solían ver a la madre y al hijo paseando, y que no tenían ningún problema entre ellos. Asimismo, han explicado que el presunto asesino solía ir a tomar café al bar de una gasolinera próxima a su casa como su recorrido habitual. Tiene una hermana y su padre falleció hace unos años. La Guardia Civil ha detallado que se trata de un paciente psiquiátrico que lleva desde hace tiempo sin medicación porque se negaba a recibirla.

Ahora en Portada 

Comentarios