HRW dice que milicias aliadas de Gobierno somalí ejecutan y torturan civiles

  • La organización de defensa de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció hoy que milicias aliadas del Gobierno de Somalia ejecutan y torturan civiles en el sur del país desde que las tropas etíopes ocuparan la zona a principios de 2012.

Nairobi, 29 mar.- La organización de defensa de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció hoy que milicias aliadas del Gobierno de Somalia ejecutan y torturan civiles en el sur del país desde que las tropas etíopes ocuparan la zona a principios de 2012.

En un comunicado enviado a los medios de comunicación, HRW urge a las autoridades a que actúen de forma inmediata contra estos crímenes, supuestamente perpetradas en las ciudades de Baidoa, capital del estado de Bay, y Beletweyne, cerca de la frontera con Etiopía.

La ONG detalla que el pasado 31 de diciembre, las Fuerzas Nacionales de Defensa de Etiopía (ENDF, sus siglas en inglés), con el apoyo de las milicias somalíes Ahlu Sunna Wal Jama'a (ASWJ) y Shabelle Valley State (SVS), expulsaron a los rebeldes islamistas de Al Shabab de Beletweyne, cerca de la frontera etíope.

Tropas del Ejército de Etiopía y milicias aliadas con el Gobierno Federal de Transición (GFT) de Somalia se hicieron con el control de la localidad de Baidoa, capital de la región de Bay, en pasado 22 de febrero.

Desde entonces, la inseguridad de ambas ciudades ha aumentado, según aseguran los civiles a HRW.

"Los ciudadanos de Beletweyne y Baidoa esperaban que las amenazas, el miedo y la represión acabarían al irse los rebeldes de Al Shabab", asegura en el comunicado la subdirectora de la ONG en África, Leslie Lefkow.

"Sin embargo, la llegada de las tropas etíopes y las milicias sólo ha significado que unas autoridades abusivas han quedado sustituidas por otras", agrega Lefkow.

Residentes de Beletweyne describen la situación ahora como "más impredecible y peligrosa" desde la huida de Al Shabab, un grupo rebelde islamista que trata de derrocar al Gobierno de Somalia, puesto que ahora las milicias presentes en la zona se enfrentan entre ellas por el control de la ciudad.

"En Beletweyne, no se necesitan razones para matar a alguien hoy en día, simplemente que un miembro de la milicia decida matarte y ya está", dijo a HRW un residente de la ciudad.

Según los datos recabados por la organización por parte de familiares de víctimas y testigos, desde mediados de enero se han llevado a cabo más de siete ejecuciones, aunque se cree que la cifra puede ser mucho más elevada.

Mostrar comentarios