Jueves, 13.12.2018 - 12:30 h
El sector no acepta los plazos de Fomento 

El negocio del taxi: 70.000 licencias que, pese al VTC, aún se venden por 130.000€

Los precios de las licencias caen desde los 200.000 euros, una pérdida que hace peligrar el principal activo de jubilación del gremio. 

La huega de taxis fue secundada en varios puntos de España, en la imagen, paros en el País Vasco
La huega de taxis fue secundada en varios puntos de España. / EFE

El sector del taxi ya lo dejó claro, su guerra se ha convertido en un "todo o nada" donde "ya no hay grises" y exige que el Gobierno acepte sus requisitos para convivir con los vehículos de alquiler con conductor (VTC), según declaró el portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez en mitad de los paros masivos y negociaciones con Moncloa. ¿El motivo principal? La caída del precio de las licencias del taxi, que supone el principal activo y garantía de jubilación de los trabajadores del gremio y a cuya defensa se aferran los trabajadores del sector, apoyados por colectivos similares como el de los camioneros o autónomos.  

Así, desde la entrada en España de plataformas como Uber o Cabify hace cerca de seis años, el precio de las licencias ha pasado de un rango comprendido entre los 180.000 y los 200.000 euros a los 130.000 euros, según el portal Infotaxi que dirige el actual presidente de la Confederación Europea del Taxi (CET), Miguel Tomás Romero, que además advierte de que se encarece en la ciudad de Barcelona. Una reducción de más de 70.000 euros que se han quedado en el camino de lo que los taxistas llaman "competencia desleal": el precio de una licencia de VTC, adornado por reventas y especulación, se sitúa por encima de los 55.000 euros cuando se trata de un paquete de varias decenas o de 70.000 cuando se venden de manera individual, según confirman diversas fuentes consultadas por La Información.

Para no disparar la oferta los taxistas piden regulación, que haya un vehículo VTC por cada treinta taxis. En España, con datos del ministerio de Fomento a mayo de 2017, había 67.089 taxis y 5.890 VTC. Una proporción de un vehículo de alquiler de conductor por cada 11 taxis, salvando algunas diferencias entre ciudades. Cifras que se sitúan lejos de cumplir la cifra de un VTC por cada 30 taxis que recoge la ley de transporte y cuya correcta aplicación es reclamada por los taxistas. 

Más números, el sueldo de un taxista. En grandes ciudades como Madrid y Barcelona, los ingresos de los profesionales están calculados entre los 55.000 y los 65.000 euros anuales, también según Infotaxi, un salario neto mensual que superaría con creces los 4.000 euros. Por su parte, un conductor de Uber apenas alcanza los mil euros netos al mes, según datos de la propia compañía, teniendo en cuenta que muchos conductores se emplean a tiempo parcial y no lo toman como un trabajo de jornada completa como sí lo hacen los taxistas. 

La fortaleza del sector del taxi ha paralizado España. El lunes, centenares de vehículos blancos y amarillos colapsaron las Gran Vías de Madrid y Barcelona, respectivamente. Los sindicatos se han plantado después de años de negociación y ahora nadie les va a "tomar el pelo", defiende el portavoz de Élite Taxi, que la noche del lunes trasladó los resultados de la reunión con Fomento provocando un acalorado "¡No!" en su audiencia.

Y es que pese a que el Gobierno se compromete a cumplir sus principales demandas, un VTC cada 30 taxis y regulación municipal de las licencias de Uber o Cabify para limitar la expansión, desde el gremio quieren que las autoridades "escriban lo que han dicho" cuanto antes. No quieren esperar hasta septiembre, cuando Fomento dice que podría comenzar a implementar estas medias, y piden que el Decreto Ley entre en vigor con la mayor celeridad posible. 

taxi vs. vtc

¿Cómo se consigue una licencia?

No es un procedimiento complejo. Foros y plataformas de taxis aconsejan comprarla a un particular que esté interesado en la venta, ya que a través de agencias puede ser más caro y la mayoría de comunidades ya no expiden nuevas licencias. En el caso de necesitar un préstamo, la propia licencia suele servir como aval. Desde 2016 ya no es necesario tener un carné de conducir especial, con el permiso B es suficiente para poder conducir un taxi.

El conductor debe presentar datos como sus antecedentes penales y cumplir algunos requisitos como el registro en el Ayuntamiento donde opere, seguro y matriculación asociada al taxi, controles de seguridad y acondicionamiento del vehículo, etc. Además de algunas condiciones específicas que puedan pedir las diferentes comunidades autónomas.

Por su parte, las licencias VTC siguen un procedimiento similar, debido al aumento descontrolado de licencias tampoco se pueden comprar directamente del Ayuntamiento sino a terceros y las condiciones de trabajo también dependerán del contrato con la empresa.

Ahora en Portada 

Comentarios